Diariodominicano.com

Que se haga justicia

En el discurso que dirigió a la Nación tras ser juramentado Presidente de la República, el 16 de agosto de 2020 para el período constitucional 2020-2024, el presidente Luis Abinader, incluyó varios temas que despiertan expectativas de esperanza en el pueblo dominicano. Uno del conjunto es la reafirmación del compromiso que hizo en la campaña electoral de luchar contra la corrupción. y garantizar un aumento del presupuesto en salud para combatir la pandemia del nuevo coronavirus, así como el fortalecimiento de la economía, la mejora de la seguridad y el avance en la educación del país.

Refirió el compromiso de dirigir un gobierno que practique la transparencia y luche contra la corrupción. Dijo en su gobierno no se permitirá, "bajo ningún concepto, que la corrupción del pasado quede impune, el que robó dinero del pueblo, tiene necesariamente que pagar en la justicia por sus actos".

Advirtió a los nuevos funcionarios que lo acompañarán en el Gobierno del Cambio, que no va a tolerar ningún acto de indelicadeza y mucho menos de corrupción en su gobierno. El funcionario que se equivoque con el dinero del pueblo, será inmediatamente destituido y puesto a disposición de la justicia. "Dijo está convencido de que la corrupción de arriba incentiva la de abajo, que es la delincuencia, que se traduce en inseguridad. Y ambas tienen que ser combatidas sin tregua".

Llamó la atención que ha hecho la reiteración para que nadie se confunda, de que no habrá impunidad para la corrupción del pasado, ni tampoco para la que se cometa en el futuro.

El presidente Abinader dijo está "comprometido con el pueblo dominicano, con su familia y con la memoria de su padre, el doctor José Rafael Abinader a encabezar un gobierno trasparente y etico, donde el dinero del pueblo se maneje con total y absoluta pulcritud".

La corrupción empobrece e impide el desarrollo de los pueblos. Es una causa de la desigualdad que estampa a la sociedad dominicana. Esto explica la esperanza que motiva el discurso del presidente Abinader. Los distintos sectores del país deben apoyar su decisión de combatir la corrupción. El beneficiado de sus resultados será el pueblo dominicano.

El Ministerio Público debe actuar en consecuencia para cuidar los detalles en el momento que le toque investigar y redactar los expedientes que enviaría a la Justicia. La Constitución dominicana establece que "Los tribunales no ejercerán más funciones que las que les atribuyan la Constitución y las leyes". Garantiza el debido proceso.

El presidente Abinader les ha dicho a la nueva Procuradora General de la República, doctora Miriam Gernán y a la Procuradora adjunta, Geni Berenice Reynoso, que el Poder Ejecutivo no interferirá en sus decisiones pues sólo tienen que hacer lo que ordena la Carta Magna. El país espera que la justicia actúe.

El discurso del Presidente Luis Abinader, en el día del 157 aniversario de la Restauración de la República, despierta la esperanza.