Economia, Internacional

Santa Lucía aumenta su capacidad productiva para superar la dependencia de las importaciones de alimentos

Imágenes del proyecto Seven Crops del gobierno de Santa Lucía, que tiene como objetivo hacer crecer y fortalecer las cadenas de suministro en el sector de frutas y verduras.

Castries, 9 de noviembre de 2022 (GLOBE NEWSWIRE) — En respuesta a la crisis alimentaria mundial, Santa Lucía, un pequeño estado insular en el Caribe, ha implementado una serie de programas gubernamentales para aumentar la seguridad alimentaria, impulsando su producción agrícola y minimizando su dependencia de las importaciones.

Y, de hecho, las medidas recientes del país han demostrado ser oportunas. Con la inflación en aumento incluso dentro de los países ricos, parece que la crisis alimentaria mundial empeorará antes de mejorar. El conflicto en Europa también ha afectado la inflación, ya que ha afectado la forma en que se producen, utilizan y comercializan las materias primas en todo el mundo. Es probable que estos cambios mantengan altos los precios de los alimentos hasta 2024, prolongando y empeorando la seguridad alimentaria internacional.

Este estado de cosas ha resultado particularmente desafiante para muchos Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) que, ya en la primera línea del cambio climático, enfrentan una mayor inseguridad alimentaria debido al aumento del costo de las importaciones. En respuesta a esto, Santa Lucía ha aumentado su capacidad de producción de alimentos en un intento por superar su dependencia de las importaciones. Bajo la dirección de Alfred Prospere, Ministro de Agricultura y Seguridad Alimentaria de Santa Lucía, el gobierno ha lanzado varias iniciativas para fortalecer la producción del país.

Estos esfuerzos incluyen el proyecto Seven Crops del gobierno, que tiene como objetivo hacer crecer y fortalecer las cadenas de suministro en el sector de frutas y verduras. El Ministerio de Agricultura informó que desde la introducción del proyecto, la isla ha aumentado significativamente la producción de una serie de cultivos objetivo del programa, que incluyen papaya, brócoli, pepino, calabaza, coliflor, berenjena, maíz, pitahaya y manzanas de azúcar. .

El gobierno también mejoró sus sistemas de información de inteligencia agrícola, estableciendo mercados estables para los agricultores e introduciendo nuevas tecnologías en el sector agrícola en un esfuerzo por reducir la factura de importación de alimentos de Santa Lucía. Hasta ahora, este desarrollo ha llevado a un aumento tanto en la calidad como en la cantidad de los rendimientos agrícolas.

Además de estas medidas, el gobierno también ha ofrecido un subsidio del 30% a los agricultores de cultivos de banano para apoyar su industria de exportación. En 2020, el banano fue una de las exportaciones más rentables del país, con cosechas enviadas a Barbados (US$ 302 000), Canadá (US$ 1 412 000) y Reino Unido (US$ 2,61 M).

Con la cadena de suministro global experimentando una interrupción significativa y muchos productos agrícolas enfrentando cortes significativos en su suministro, las acciones del gobierno han llegado en un momento oportuno. Para muchos países, los problemas de la cadena de suministro global han llevado a que los precios de los productos alimenticios se disparen, un problema exacerbado por el costo creciente de los productos básicos agrícolas.

Por lo tanto, el gobierno de Santa Lucía ha priorizado el desarrollo y la promoción de la agricultura extensiva en la isla, con el objetivo de aumentar la autosuficiencia en el suministro de alimentos del país. Al disminuir su dependencia de las importaciones, Santa Lucía ha tratado de aislarse de la inflación cada vez mayor que afecta a países de todo el mundo.

Las proyecciones actuales de los pronosticadores económicos indican que se esperan nuevos aumentos en la inflación para 2023. Este aumento resultará particularmente oneroso para las naciones emergentes y subdesarrolladas. Según los datos recopilados entre mayo y agosto de 2022, la mayoría de los países de ingresos medios y bajos ya han experimentado una inflación significativamente alta, con un 88,2 % de ingresos bajos, un 91,1 % de ingresos medios bajos y un 93 % de ingresos medios altos. habiendo experimentado aumentos de la inflación por encima del 5%. Con la inflación de los precios domésticos de los alimentos muy alta en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos, Santa Lucía se mantiene firme contra viento y marea.

Un factor que contribuye al éxito de Santa Lucía es la participación activa de su juventud en su mejoramiento agrícola. En todo el mundo, ha habido una disminución en el número de trabajadores jóvenes que ingresan al sector agrícola. Con esta escasez de agricultores, la mayoría de los principales productores de alimentos han informado de disminuciones en su producción, con efectos colaterales en la seguridad alimentaria. Sin embargo, el ministro de agricultura de Santa Lucía señaló que su juventud está participando activamente en el sector y que esta participación ha llevado a una mejora en el suministro de alimentos de la isla.

Sobre la base de esta contribución de la juventud de Santa Lucía, el gobierno ha introducido una serie de nuevas políticas y subsidios para ayudar a los agricultores locales. Estas políticas cuentan con el apoyo de fondos del Programa de Ciudadanía por Inversión (CIP) del país. La ciudadanía por inversión permite que las personas obtengan la ciudadanía de un país al invertir una cierta cantidad en la economía del país. En Santa Lucía, esta inversión implica contribuir a la Opción de Inversión del Fondo Económico Nacional que patrocina el desarrollo social.

Lanzado en 2016, el Programa de Ciudadanía por Inversión (CIP) de Santa Lucía es el CIP más nuevo del Caribe. El programa espera consolidarse como uno de los mejores programas del mundo. En línea con estos objetivos, el programa ya se encuentra entre los tres mejores Programas de Ciudadanía por Inversión (CBI) del mundo, según el “Índice CBI 2022” publicado por la Revista PWM del Financial Times .

Las personas de alto patrimonio neto pueden invertir en la Inversión del Fondo Económico Nacional, conocida como la Opción del Fondo, para solicitar una ciudadanía alternativa en Santa Lucía. La opción de fondo permite a los inversores apoyar el avance socioeconómico del país, así como la expansión y el desarrollo de su infraestructura. La inversión mínima requerida es de $100,000 (US).

Desde el inicio del programa, el gobierno de Santa Lucía ha demostrado una y otra vez su juicio, asignando los fondos generados por su CIP para apoyar el avance socioeconómico. El programa también opera con un alto grado de transparencia, y el CIP brinda información detallada a los inversionistas sobre cómo se utilizan sus fondos. Más recientemente, los fondos del CIP han contribuido al mejoramiento del sector agrícola, particularmente al desarrollo de técnicas agrícolas nuevas y avanzadas. El éxito de este apoyo se ha hecho evidente, con la producción de alimentos del país aumentando a medida que avanza hacia la seguridad alimentaria.

Junto con su apoyo al desarrollo de Santa Lucía, el CIP ha demostrado ser excepcionalmente beneficioso para los inversores. Dada la oportunidad de convertirse en ciudadanos globales, los inversionistas han prosperado, con un acceso sin obstáculos al país que proporciona un marco ideal para la planificación patrimonial, la expansión de los negocios y el acceso a los mercados comerciales internacionales.

Desafiando las incertidumbres y las crisis mundiales en estos tiempos inciertos, la inversión cuidadosa de Santa Lucía en la producción de alimentos demuestra su capacidad para proporcionar un entorno seguro para quienes buscan compartir su futuro próspero.

Saint Lucianoreply2@globenewswire.com

Puerto Rico Santa Lucía
Santa Lucía

mildred.thabane@csglobalpartners.com