Internacional, Portada

Llegan primeros militares al noreste de Colombia tras orden del presidente Duque de aumentar pie de fuerza

diariodominicano.com

   BOGOTÁ, 6 ene (Xinhua) -- Al menos 600 militares llegaron hoy al departamento de Arauca (noreste) para reforzar el pie de fuerza, luego de que el presidente Iván Duque ordenó enviar tropas a esa zona por la guerra entre guerrillas que dejó el pasado fin de semana 27 personas muertas pertenecientes a esos grupos.
   El comandante de la Octava División del Ejército, general Jorge Mora, recordó que las víctimas no murieron en un combate como se informó inicialmente, sino que fueron ultimadas a quemarropa luego de que la Fiscalía realizó necropsias a los cuerpos de los presuntos integrantes de las disidencias de las FARC.
   "De acuerdo con los entes de control, la Fiscalía y la Policía, se determinó que no hubo enfrentamientos que hubo unos homicidios selectivos de en su mayoría miembros del grupo residual (disidencias de las FARC)", declaró el general Mora a medios locales.
   Por su lado, el comandante del Grupo Elite del Ejército, teniente John Amarrillo, declaró que la institución castrense llegó a Arauca para defender a la población civil, que es la más vulnerable en la lucha entre las disidencias de las FARC con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).
   "Somos la unidades especiales, capacidades, entrenadas para contrarrestar cualquier grupo al margen de la ley y siempre recalcando los derechos de la comunidad araucana", dijo el oficial.
   El pasado lunes, el presidente Duque anunció el lunes pasado que había ordenado el despliegue de dos batallones a Arauca, donde se presentó la muerte de los integrantes de los grupos alzados en armas.
   En esa región del país operan las disidencias de las FARC y el ELN, que iniciaron una lucha armada por el control del negocio del narcotráfico.
   La guerrilla de las FARC se desmovilizó en 2016 y se convirtió en un partido opositor. Sin embargo, no todos sus integrantes de desmovilizaron y continuaron delinquiendo.