Por René Quenallata Paredes

LA PAZ, 12 jun (Xinhua) -- El trabajo infantil en Bolivia se redujo 50 por ciento al pasar de 800.000 menores de edad que realizan una actividad laboral en 2008, a 393.000 en 2016, según la Encuesta de Niñas, Niños y Adolescentes (ENNA) realizada por el gobierno.

De igual forma, la ENNA mostró que las actividades laborales peligrosas realizadas por menores de edad se redujeron 79 por ciento en el mismo lapso.

La directora general de la Niñez del Ministerio de Justicia, Ninoska Durán, dijo este martes en entrevista con Xinhua que estos datos están contemplados en la encuesta que se realizó en 2016, y fueron actualizados en varios parámetros este 2018, estudio que se presentará hasta fines de junio.

"Hemos avanzado bastante en la reducción del trabajo infantil en Bolivia, reforzaremos políticas para seguir reduciendo esta problemática, principalmente el trabajo peligroso en sectores como la mina, zafra, castaña entre otros", aseveró.

Los datos se dieron a conocer con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, declarado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2002, y que se conmemora cada 12 de junio con el fin de generar conciencia acerca de la magnitud de este problema, y unir esfuerzos para erradicar esta práctica.

La Encuesta Nacional sobre Trabajo Infantil 2008: "Magnitud y características del trabajo infantil en Bolivia", realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), contempló a 800.000 niñas, niños y adolescentes que realizaban actividades productivas económicas, en cambio, la ENNA 2016 registra 393.000 personas de cinco a 17 años dedicados al trabajo infantil.

Estos datos estadísticos de 2016, también identificaron que 154.000 niñas, niños y adolescentes realizan trabajos o actividades laborales peligrosas.

En la Encuesta de Trabajo Infantil 2008, la cifra llegó a 746.000 de menores de edad que realizaban trabajos peligrosos.

Durán manifestó que el gobierno efectúa acciones para superar el trabajo infantil, desde estudios estadísticos, políticas, campañas hasta acciones de sensibilización, con la finalidad de prevenir y proteger a la niñez del trabajo forzado y la explotación infantil.

Por su parte, el sociólogo y representante de la Fundación Sarantañani, Adolfo Fabiani, dijo en entrevista telefónica con Xinhua que, pese a la normativa vigente de protección a niños y adolescentes, la eliminación de la explotación laboral infantil en Bolivia aún es un tema pendiente que debe ser asumido como un reto a ser superado.

Manifestó que es común ver a niños y niñas trabajando en mercados, calles y cementerios, a pesar de que el Código prohíbe que menores de 14 años tengan actividades económicas.

"Esta realidad debe ser superada con un trabajo integral y asumirla como una política de Estado permanente", reiteró.

Bolivia ratificó en 1997 el Convenio 138 de la OIT que fija en 14 años la edad mínima para trabajar, y el Convenio 182 para eliminar las peores formas de trabajo infantil.

Sin embargo, el Código Niño, Niña Adolescente de Bolivia, promulgado en 2014, aprobó que en algunos casos especiales se pueda trabajar desde los 10 años, medida que fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional, razón por lo cual ahora rige la edad mínima de trabajo los 14 años.

No obstante, se ratificó que la explotación laboral infantil supera la normativa vigente en Bolivia por ser permisible en la propia sociedad empujada por la pobreza. Fin