diariodominicano.com

Por Edilberto F. Méndez *

Santo Domingo (Prensa Latina) Las elecciones presidenciales y parlamentarias en la República Dominicana que se efectuarán en medio de la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2, serán diferentes y ajustadas a una nueva realidad.

Los comicios extraordinarios del próximo 5 de julio van camino a hacer historia en esta nación y seguramente quedarán en el recuerdo de todos, además de por los resultados, debido al protocolo sanitario que conllevará su realización.

La Junta Central Electoral dominicana (JCE) trabaja en función de la organización del evento comicial y ya tiene promulgada una resolución denominada Protocolo Sanitario para aplicar en los Recintos y Colegios Electorales en las Elecciones Extraordinarias Generales Presidenciales, Senatoriales y de Diputaciones del 5 de julio del 2020.

Dicho documento recoge las recomendaciones sanitarias del Ministerio de Salud Pública del país y las de la OMS y OPS, así como los señalamientos de la Fundación Internacional para la Asesoría de Sistemas Electorales y la Unión Interamericana de Órganos Electorales.

Entre otros aspectos, establece que los recintos electorales serán desinfectados al igual que los funcionarios de los colegios electorales, delegados políticos, miembros de la Policía Militar Electoral, así como todo el personal de la Junta.

Asimismo, la resolución aclaró que se creará un kit de higienización, el cual irá con la valija electoral e incluirá mascarillas, guantes, gel antibacterial y toallas húmedas.

Por otra parte, estableció para los electores entrar a los recintos organizados en sus respectivas filas, provistos de mascarillas y guardando una distancia de dos metros entre unos y otros.

Y los facilitadores de recintos y los segundos vocales de cada colegio organizarán a los electores en los espacios abiertos o en la entrada de estos, auxiliados por la Policía Militar Electoral para evitar la aglomeración de personas en la entrada de cada lugar.

ENCUESTAS Y RESULTADOS

De forma paralela a los temas sanitarios marcha lo principal de cualquier comicio, la votación en sí, y sobre todo, la definición de los elegidos, en este caso del presidente, vicepresidente, senadores, diputados y miembros del parlamento centroamericano.

Las firmas encuestadoras arrecian la publicación de sondeos de opinión, principalmente entre los candidatos en el nivel presidencial, siendo publicadas alrededor de 20 en los últimos tres meses, la mayoría en mayo.

Y seguramente así será hasta el 27 de junio, ocho días antes del día de la votación, fecha tope para presentar esos sondeos.

Una particularidad de las encuestas en esta ocasión fue el procedimiento empleado para conocer la intención de los votantes pues debido a la Covid-19, se han impuesto las vías no presenciales.

Con respecto al voto para presidente que es el foco de atención, la mayoría de las encuestas se inclinan por el candidato presidencial del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader.

Abinader en unos casos tiene buena ventaja ante sus contendientes y en otros, como en la reciente encuesta de Mark Penn/Stagwell, un empate técnico con el candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo.

También se impone la posibilidad de una segunda vuelta el 26 de julio, que si nos guiamos por los sondeos, parece será entre los candidatos Abinader y Castillo.

Por supuesto, la verdadera encuesta será el 5 de julio, las restantes van y vienen y cualquier cosa puede pasar.

En cuanto a la mencionada segunda vuelta es muy importante quien quede detrás de los ganadores. Pudiera ser el expresidente Leonel Fernández, de La Fuerza del Pueblo (FP) y en ese caso sus votos serán vitales para quien aspire a sentarse en la silla presidencial.

Entre las pesquisas figura la del Instituto Dominicano de Estudios Aplicados, Mercadeo y Encuestas, que da al aspirante perremeista ganador en primera vuelta con un 51,8 por ciento de intención del voto, seguido de Castillo con un 31,5.

Por su parte, el Centro Económico del Cibao también pone por delante a Abinader con 53,7 por ciento, cifra considerada alta por la mayoría de los entendidos, y deja 34 para Castillo y a Fernández lo ubica en un tercer puesto con 10,3.

La encuestadora ABC Marketing arrojó que el candidato opositor puede obtener el 55,6 por ciento de los votos, mientras el del partido de gobierno 26,5 y el exmandatario 14,5.

Mientras Polimetrics dio ganador al candidato oficialista y a su compañera de boleta, Margarita Cedeño con 40,4 por ciento, dejando relegados al binomio Abinader y Raquel Peña con 37,7.

Así las cosas, y a poco más de un mes de las elecciones, la rivalidad se incrementará, las encuestadoras continuarán dando informes seguramente con márgenes más estrechos, y habrá algún que otro cambio en la medida que se acerquen los días.

Por el momento, todo son pronósticos, pero lo cierto es que será un proceso reñido.

Cualquier cosa puede suceder, la vista de todos debe situarse en el 5 de julio y los preparativos que las partes participantes hacen en función de llevar a cabo unas elecciones exitosas y con la menor cantidad de afectaciones por la Covid-19.

Esperemos que la llamada covidianidad sea asumida con responsabilidad y disciplina por los dominicanos y se llegue al 5 de julio preparados para festejar unos por los elegidos y otros no, pero con salud.

arb/ema

*Corresponsal de Prensa Latina en la República Dominicana.