Diariodominicano.com

Manifiesto Ciudadano por un Sistema Electoral Transparente

La democracia es la obra de todos. El derecho ciudadano a elegir y alternar sus autoridades a través del voto

libre, personal, directo y secreto en un Estado social y de derecho democrático es el principal mecanismo de

legitimación popular de los gobernantes.

No obstante, los procesos electorales dominicanos se caracterizan desde antaño por la ocurrencia de prácticas

ilícitas y antidemocráticas que procuran distorsionar o manipular la expresión soberana de la voluntad

popular. Los más recientes procesos electorales, -incluyendo el de primarias celebrado el pasado 6 de octubre

de 2019-, siguen evidenciado el deterioro y la fragilidad de nuestra democracia por su falta de equidad y

transparencia.

Así, pues, los abajo firmantes, a título personal y/o institucional,

queremos expresar nuestro compromiso con la defensa activa y vigilante del proceso de institucionalización democrática de nuestro país y, en particular, con el de su sistema electoral.

Para ello convocamos por medio de este Manifiesto Ciudadano a todas y a todos los dominicanos sin

excepción, a no escatimar esfuerzos y sacrificios para rescatar la credibilidad de las elecciones nacionales

previstas en el año 2020 y así salvaguardar nuestra democracia y la indispensable legitimación de sus

instituciones y representantes.

Conscientes de que la manipulación de las elecciones despoja la soberanía de la voluntad popular, al tiempo

que facilita esa misma corrupción que impunemente roba y malversa el erario y el patrimonio público,

reclamamos:

1º A las autoridades de la Junta Central Electoral

a. Que además de honrar su palabra, cumpliendo con la realización de la auditoría forense anunciada a la

población el pasado 15 de octubre de 2019, avalen la confianza del electorado en este proceso bajo los

principios de legalidad, transparencia y libertad previstos en la Ley Orgánica del Régimen Electoral 15-

19; en particular, al definir los términos de referencia y de selección de la firma auditora;

b. Que con el propósito de reforzar la credibilidad en todo el proceso y en sus actores principales,

permitan que organismos de suficiente reputación internacional. de imparcialidad y de dominio de la

materia. bajo examen acompañen a los auditores forenses y avalen así las conclusiones del trabajo

realizado;

c. Que den a conocer los resultados de la auditoría forense de manera integral y sin cortapisas y las

medidas correctivas necesarias para garantizar la integridad institucional y la credibilidad del sistema

electoral dominicano durante la próxima contienda electoral del año 2020;

d. Que dispongan el cotejo manual del 100% de los votos depositados en las urnas en todos los niveles,

en caso de que se utilice el voto automatizado;

e. Que dispongan la transmisión automática y simultánea de los resultados de cada colegio electoral a los

servidores de esa Institución y de los Partidos Políticos;

f.

Que exijan la suspensión en sus funciones ipso-facto de todos los funcionarios o empleados

públicos y de los ayuntamientos que hayan sido postulados como candidatos, hasta el día siguiente de

las elecciones conforme al Artículo 139 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral;

g. Que dispongan el uso de acceso biométrico al sistema de votación, en adición a la sola presentación y

escaneo del código QR de las cédulas de los votantes;

h. Que dispongan los representantes que van a interactuar con las comisiones ciudadanas de monitoreo

y seguimiento a las medidas solicitadas en este manifiesto que serán conformadas desde la sociedad

civil.

i. Que actúen con eficacia, en términos de impedir y sancionar las prácticas de:

1. Violación de la normativa legal o reglamentaria vigente a propósito de cuestiones

electorales como publicidad, uso de los recursos del Estado y asuntos afines;

2. Incumplimiento de los partidos políticos y candidatos en relación con el tope de sus

gastos, origen de los fondos percibidos y propaganda de campaña, entre otros

aspectos; y en casos de infracciones, que tomen las medidas disciplinarias y coercitivas

previstas en la ley y la reglamentación vigente;

3. Participación de funcionarios y servidores públicos en campañas electorales en

violación a la ley de función pública y de régimen electoral;

4. El acceso desequilibrado a los medios de comunicación;

j. Que exijan y merezcan respeto, persiguiendo y sancionando:

1. El uso y abuso de los recursos del Estado en campañas electorales particulares;

2. La retención y compra de cédulas;

3. La entrada con celulares a los centros de votación;

4. La violación al horario de votaciones;

5. La divulgación de los boletines electorales antes de que hayan cerrado todos los

centros de votación;

6. Así como cualquier otra medida conducente a un desenvolvimiento no cristalino y

confiable del proceso electoral.

2º Al Tribunal Superior Electoral

Que procure y garantice la imparcialidad de todas y cada una de las instancias sobre las que sea

llamado a hacer justicia.

3º Al Poder Ejecutivo, y en particular al Ministerio Público

a. No comprometer las finanzas públicas mediante el ilegal uso de los recursos del Estado para favorecer

candidaturas partidarias particulares;

b. Asumir su responsabilidad sin parcialidades ni displicencias para nadie;

c. Exigir que cada funcionario público haga su labor sin proselitismo político y en estricto cumplimiento

de la Ley de Función Pública;

d. Poner en funcionamiento la Procuraduría Especializada en crímenes y delitos electorales cuyos

titulares deben ser designados por el Consejo del Ministerio Público luego de lograse un consenso con

los partidos políticos.

4º A los partidos y movimientos políticos

Comprometerse públicamente con la transparencia y equidad del venidero proceso electoral

dominicano por medio de la firma y respeto de un acuerdo nacional desglosado con ese fin.

5o A los medios y redes de comunicación

a. Que fomenten el voto consciente de la población;

b. Que practiquen la libertad de prensa y de información, con apego a la normativa constitucional vigente;

c. Que velen por el acceso equilibrado de los aspirantes a cargos públicos a cada uno de ellos.

6o A la Sociedad Civil

a. Votar temprano, masiva y pacíficamente por los candidatos que de conciencia considere mejor puedan

servir a la Nación en todos los niveles electorales;

b. Participar activamente como miembros de juntas municipales, colegios electorales, delegados políticos

de partidos, observadores de colegios o recintos electorales; y/o como voluntarios que colaboren en la

organización y movilización de este esfuerzo patriótico de salvaguarda ciudadana de la democracia

dominicana para velar por el fiel respeto a la voluntad soberana del pueblo dominicano e impedir que

ésta sea vulnerada.

Puesto que la democracia somos y la construimos todos, no solo algunos funcionarios estatales o ciudadanos

notables, respaldémosla sin temores ni reparos. Y gritemos al unísono, ante todo el mundo, que nuestra

soberanía para vivir en un Estado de derecho democrático no tiene precio.

Santo Domingo,

4 de diciembre de 2019

Firmantes

Acción Comunitaria para el Progreso Cooperativa Producción Social del Hábitat y la Vivienda

Articulación Nacional Campesina Fundación Masada

Asociación Dominicana de Profesores Fundación Solidaridad

Centro de Investigación y Promoción Social Fundación Testimonio

Centro Juan XXIII Fundación Trópico

Centro Montalvo Monseñor Jesús Castro

Ciudad Alternativa Monseñor Víctor Masalles

Comisión Nacional de los Derechos Humanos Movimiento de Mujeres Trabajadoras

Comité de Seguimiento Foro Ciudadano Observatorio de Políticas Públicas de la UASD

Comité para la Defensa de los Derechos Barriales Observatorio Puertoplateño

Consejo de Desarrollo Cívico Social Participación Ciudadana

Consejo Metropolitano de Mujeres Rev. Padre Alfredo de la Cruz Baldera

Santiago Somos Todos