Santo Domingo La Defensora del Pueblo, Zoila Martínez, defensora del pueblo, concluye los primeros 6 años del Defensor del Pueblo con una serie de conquistas, que abarcan la creación de una estructura operativa, porque el órgano nació sin local y sin organigrama; y en la atención de ciudadanos que reclamaron protección por violación de derechos fundamentales.

El Defensor del Pueblo tiene en proceso la instalación de 14 delegaciones regionales y la construcción de un edificio para alojar la sede, cuyos trabajos se realizan con recursos propios, pero están a cargo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), mediante convenio.

En el aspecto del servicio a la población, el personal del Defensor del Pueblo realizó más de 107 visitas a hospitales para ver su funcionamiento, solicitando camas para parturientas, equipamientos de esos centros de salud, humanización y calidad en los servicios que ofrecen.

Dio seguimiento y capacitó en las escuelas para reducir el problema del bullying y el discrimen, así como reclamó cupos para la inscripción de estudiantes que se habían quedado fuera de las aulas. Abogó por el equipamiento de centros educativos y propuso alternativas con el horario.

La Defensora del Pueblo visitó distintas cárceles del país, lo cual le permitió percibir el oprobio con que muchos guardaban prisión en algunos centros, entre ellos el de tránsito de San Luis, que se logró su demolición.

El Defensor del Pueblo creó un departamento para dar apoyo a familiares de desaparecidos, secuestrados, y caídos por balísticas.

Demandó la compra de más vagones para el metro de Santo Domingo, cuya propuesta fue acogida por el presidente Danilo Medina.

Por las acciones del Defensor del Pueblo, se logró que Aduanas compre un minibús para las personas sordociegas; la regularización del pago de pensiones por parte de entidades públicas, y que el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) construya y repare viviendas destinadas a persona de escasos recursos.

La Defensora del Pueblo gestionó el pago de prestaciones laborales a 268 ex empleados del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI); exservidores de los ayuntamientos de Santo Domingo Norte y de Boca Chica, así como a ex empleados de la Oficina de Servicios de Autobuses (OMSA) y del Instituto de Desarrollo de Crédito Cooperativo (IDECOOP).

Otras acciones a favor de los ciudadanos, fue lograr salvar, a través de la empresa de generación hidroeléctrica dominicana (EGEIHD), a 28 empleados intoxicados de la presa Rio Bao, en Sabana Iglesia, Santiago.

Además, ayudó para que la Junta Central Electoral provea de identidad a ciudadanos y la reposición de policías, entre otras acciones.

La doctora Zoila Martínez Guante resaltó que entre las primeras medidas adoptadas está la conformación de la institución, la selección del personal mediante concurso, sin privilegios, ni parentescos y la capacitación del personal, a través de charlas en derechos humanos, fundamentales y medioambientales.

En la parte educativa, el Defensor del Pueblo ha desarrollado una intensa labor para que los ciudadanos conozcan sus derechos y los motivó a que los reclamen con espíritu cívico cuando sea necesario, para lo cual personal de la institución se trasladó a diferentes puntos del país.