Por Víctor Gómez

NUEVA YORK.- El dirigente peledeista radicado en esta urbe, Lic. Rafael Encarnación, es de criterio de las huelgas de maestros deben ser prohibidas constitucionalmente para que la inversión adecuada en la educación, del cuatro por ciento del presupuesto nacional de la República Dominicana, se refleje muy pronto en la calidad de la educación ya que los datos más recientes de la evaluación de nuestros estudiantes indican que la calidad de la educación dominicana debe mejorar.

Entiende que el gobierno dominicano está haciendo grandes esfuerzos para mejorar la calidad de la educación dominicana, sin embargo, no podemos decir lo mismo del magisterio dominicano por las distracciones que le causan al sistema y los traumas de estrés pre-post huelgas que les causan a los estudiantes.

Es por eso que afirma de forma categórica que las huelgas de maestros deben ser prohibidas constitucionalmente sin que se violen los derechos laborales consagrados en la Constitución de la República y recordó que el artículo 63 de la carta magna dominicana establece que la educación es un derecho humano fundamental, sin embargo, ese derecho fundamental está siendo violado sistemáticamente, por un sindicato amparándose en el derecho laboral y sindical también consagrado en la Constitución.

"La Constitución dominicana consagra que los derechos fundamentales no tienen un carácter limitativo si no enunciativo y que no pueden ser restringidos o atenuados más que por una Ley Orgánica, Los maestros que reciben salario del Estado dominicano deben ser regulados por una ley que impida que las clases en las escuelas públicas sean interrumpidas por huelgas de maestros", explicó Encarnación.

Señaló que las huelgas de maestros en Estados Unidos de Norteamérica están prohibidas en 37 Estados, incluyendo a Washington, New York, Chicago, Baltimore entre otros lo que a su juicio indica que en la República Dominicana se pueden prohibir las huelgas de maestros respetando el derecho laboral de cada ciudadano como se hace en la mayoría de los Estados del país con la mejor democracia del mundo, como lo es Estados Unidos de Norteamérica.

"Los dirigentes sindicales son políticos que se escudan en reclamos justos para usar los miembros del sindicato como un capital político para beneficio propio o de su partido, sin importarles que con las huelgas violan un derecho humano fundamental, como lo es la educación. Los sindicalistas dominicanos no son la excepción", aseveró el dirigente peledeista.

"Una cosa sabemos, un sindicato de maestros puede ganar una huelga con sus justos reclamos, pero los estudiantes pierden. Pierden valiosas horas de instrucción académica, pierden confianza en el sistema educativo. Las huelgas de maestros les causan un tremendo estrés a los estudiantes, especialmente a los estudiantes más pequeños. El daño es emocional, pero también académico que se refleja en los resultados de rendimiento académico de cada estudiante", continuó diciendo.

Llamó a la reflexión de los diputados y senadores para que revisen el artículo 62, numeral 6 de la Constitución del 26 de enero de 2010 así como la ley 41-08 y su reglamento para que consideren una modificación que establezca con claridad que los maestros del sector público no pueden hacer huelgas ya que esto le daría tranquilidad al sistema de educación dominicano.

Abogó por una ley que establezca sin ambivalencias que la educación es un derecho humano fundamental que no se puede violar por ningún sindicato de maestros, ni por ningún maestro que cobre salario del gobierno dominicano y que esta ley deberá ser aplicada con rigor, espíritu y carácter sancionador contra quienes la violen; así, los estudiantes podrán estudiar sin el estrés y los sobresaltos que les producen las huelgas. Segun datos suministrados de la última evaluación en materia de educación, la República Dominicana ocupa actualmente el puesto número 66 en Lectura y el 70 en Ciencias y Matemáticas entre 72 paises evaluados.

"El interés de todos es que nuestros estudiantes obtengan una educación de calidad que se pueda reflejar en el progreso académico de cada estudiante; pues en la actualidad las mediciones internacionales de progreso académico de los alumnos, indican que la educación dominicana debe mejorar", finalizó diciendo.