Washington, 15 nov (PL) El secretario de Estado de Florida, Ken Detzner, ordenó hoy un recuento manual de votos en la contienda entre el republicano Rick Scott y el demócrata Bill Nelson por un puesto en el Senado estadounidense.

A las 15:00, hora local, de este jueves venció el plazo dado el pasado sábado para realizar un recuento mediante máquina de las boletas emitidas en las elecciones de medio término del 6 de noviembre, algo que las leyes del estado obligan a realizar cuanto la ventaja de un contrincante sobre otro no supera el medio punto porcentual.

Según los resultados difundidos esta tarde, Scott, actualmente el gobernador del territorio sureño, recibió cuatro millones 97 mil 689 votos, frente a cuatro millones 85 mil 86 que fueron para Nelson, quien se desempeña como senador desde 2001.

Dado que con esas cifras el margen entre ambos sigue siendo de 0,15 por ciento, el republicano aún no puede ser declarado ganador del escaño actualmente ocupado por el demócrata, sino que deberá pasarse al recuento a mano hasta el próximo domingo, según se establece para diferencias de menos de un cuarto de punto porcentual.

El proceso no consiste en contabilizar manualmente cada boleta emitida, sino que las juntas electorales y equipos de voluntarios estudiarán miles de sobrevotos y subvotos, consistentes en aquellas papeletas en las que los votantes eligieron a demasiados candidatos o no escogieron a ninguno.

Detzner también ordenó un recuento de ese tipo en la carrera por el cargo de comisionado de agricultura, en la cual la demócrata Nicole Fried lidera al representante estatal republicano Matt Caldwell por solo cinco mil 307 votos, o 0,066 por ciento.

El enfrentamiento que sí parece definido es el del puesto de gobernador, en el que el republicano Ron DeSantis supera al demócrata Andrew Gillum.

Tal contienda también se sometió a recuento, pero los resultados de este jueves muestran al candidato del partido rojo con cuatro millones 75 mil 445 votos, frente a cuatro millones 41 mil 762, un margen de 0,41 por ciento que no requiere el procedimiento manual.

De confirmarse los éxitos de DeSantis y Scott, representarán un gran desenlace para el Partido Republicano, por tratarse de un importante estado bisagra en el cual el presidente Donald Trump realizó una fuerte campaña a favor de ambos candidatos.

La victoria de Scott, además, permitiría a la formación roja ampliar su ventaja en el Senado, donde hasta el momento mantienen los 51 escaños que tenían antes de las elecciones, con posibilidades de sumar dos más, el de Florida, y el que deberá decidirse en Mississippi en segunda vuelta el 27 de noviembre.

rgh/mar