Por Víctor Gómez

NUEVA YORK.- La dirección ejecutiva del LAP en esta urbe afirmó hoy que la mejor manera de recordar al fenecido doctor José Rafael Abinader es abrazando los principios éticos y morales que les caracterizaron en su fructífera vida y ponerlos en práctica en beneficio de la nación dominicana.

Margarita Pichardo, coordinadora, y René Mateo, director ejecutivo de la corriente que aúpa las aspiraciones presidenciales del licenciado Luis Abinader, hijo del fenecido, coincidieron en señalar que las dotes que adornaban la personalidad del fenecido dirigente político, servidor público, académico, empresario y escritor, deben de servir de faro de luz que alumbre a los perremeistas en su lucha por conquistar el poder político en la República Dominicana.

"El fenecido compañero y amigo, doctor José Rafael Abinader es un referente histórico por los que perremeistas y no perremeistas debemos de guiarnos para crear una mejor nación donde los valores humanos como: la honestidad, sensibilidad, gratitud, humildad, prudencia, respeto y responsabilidad, prevalezcan de forma que sirvan como elementos motorizadores del cambio en el país", aseguró Margarita Pichardo, ex secretaria general del PRM aquí en Nueva York.

Las declaraciones de los dos altos dirigentes del LAP en Nueva York, fueron ofrecidas durante en un acto litúrgico realizado en la Iglesia Santa Cruz, ubicada en el 715 West de la 179 St. en Manhattan, encabezado por el Reverendo Luis Barrios, donde se dieron cita personalidades de todas las corrientes perremeistas, así como delegaciones de otras organizaciones políticas. El encuentro religioso fue auspiciado por la seccional de Nueva York que encabezan Neftalí Fuerte como presidente y Jhon Sánchez como secretario general.

El Padre Luis Barrios al final de la oficialización de la misa, acuñó la frase: "José Rafael Abinader vive y la lucha sigue", invitando a todos los presente a unir esfuerzos para lograr cambios sustanciales que beneficien a los dominicanos y citó la frase: "no hay personas mas muerta que la olvidada. Prohibido olvidar", en alusión a no olvidar el legado del fenecido.