SANTO DOMINGO.-El expresidente de la República, doctor Leonel Fernández, defendió el derecho que tiene el país a establecer los requisitos que se debe cumplir para adquirir la nacionalidad dominicana.

Fernández, quien además es presidente de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), hizo el pronunciamiento en respuesta a la periodista norteamericana Taylor Hoskin, quien en un artículo publicado en la internet aborda el anuncio hecho por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de que pondría término, mediante Orden Ejecutiva, a la concesión del derecho de nacionalidad norteamericana por el solo hecho de una persona haber nacido en su país.

En su artículo, la periodista Hoskin afirma, refiriéndose a la República Dominicana, que cuando el país "le puso fin al derecho de nacionalidad en virtud del nacimiento (jus soli), terminó en un desastre humanitario", afirmación que según Fernández, no se corresponde con la realidad.

"Comprendemos las legítimas motivaciones que la periodista Taylor Hoskin pueda tener para manifestar su clara y vehemente oposición a las pretensiones del presidente Donald Trump de suprimir el derecho a la nacionalidad norteamericana por la vía del jus soli", indica Fernández.

"Ese, sin embargo, a pesar de toda la narrativa que se ha construido en su contra, no es el caso dominicano. En la República Dominicana, a lo largo de toda su historia constitucional, el derecho a la nacionalidad se confiere por el jus sanguini, o derecho de sangre; el jus soli, de manera condicionada; y por vía de la naturalización", agrega el ex mandatario dominicano.

La reacción del expresidente Fernández está contenida en un artículo publicado este lunes en la columna "Observatorio Global" que publica semanalmente en el matutino Listin Diario, en el que aborda diferentes temas de interés nacional e internacional. "Trump, República Dominicana y Nacionalidad" es el título del artículo se Fernández, quien además es presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En su publicación, el intelectual y político explica que en la República Dominicana, a diferencia de los Estados Unidos, el derecho a la nacionalidad nunca fue otorgado, de manera absoluta o incondicional, en razón del vínculo territorial, lo que significa que no es un buen ejemplo para ser comparado con el caso norteamericano.

Agrega que en la patria de Abraham Lincoln, la concesión de la nacionalidad por el lugar del nacimiento surgió como consecuencia de las luchas que los afro descendientes tuvieron que librar durante los cinco años posteriores a la culminación de la Guerra Civil o de Secesión, entre 1865 y 1870, a través de las Enmiendas de Reconstrucción.

"Esas denominadas Enmiendas son la decimotercera, que abolió la esclavitud y la servidumbre involuntaria; la decimocuarta, que abordó los derechos de ciudadanía y de igualdad de las personas ante la ley; y, la decimoquinta, que prohibió la discriminación en los derechos de voto de los ciudadanos por motivos de raza, color o condición previa de servidumbre", especifica.

Tras considerar incorrecta la comparación que hace Hoskin, el doctor Leonel Fernández recalca que "en la República Dominicana, conforme a la Constitución del año 2010, no podrán disfrutar de la nacionalidad dominicana aquellos que a pesar de haber nacido en territorio nacional son descendientes de extranjeros miembros de legaciones diplomáticas y consulares, así como de extranjeros que se hallen en tránsito o residan ilegalmente". (Annia Valdez, Encargada de prensa del doctor Leonel Fernández. Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE)