RIO DE JANEIRO, 16 ago (Xinhua) -- El vicepresidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Luís Roberto Barroso, instructor del registro de la candidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy que se hará lo "correcto" para decidir si ésta es válida o queda inhabilitada.

Barroso declaró a periodistas que el TSE hará "lo que es correcto" para dirimir las cuestiones sobre la candidatura del ex presidente brasileño Lula, impugnada el miércoles por la Fiscalía y por dos diputados federales.

El magistrado aseguró que todas las incógnitas que hay sobre la candidatura de Lula deberán ser resueltas por la presidenta del TSE, Rosa Weber, quien será la encargada de distribuir todos los casos de impugnaciones que haya sobre candidaturas electorales.

Lula, actualmente preso, fue registrado oficialmente el miércoles ante el TSE por el Partido de los Trabajadores (PT) como su candidato presidencial para las elecciones de octubre.

Horas después de su registro, la fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, interpuso una solicitud de impugnación en la corte electoral por incumplimiento de la ley brasileña.

Según la legislación vigente, una persona condenada en segunda instancia, como es el caso de Lula, no puede presentarse a un cargo electo público.

El ex presidente brasileño y el PT confían en que las instancias superiores acepten uno de los múltiples recursos presentados por la defensa de Lula para que pueda presentarse a las elecciones, en las cuales lidera cómodamente los sondeos sobre intención de voto.

Como instructor de la candidatura, Barroso puede decidir de modo individual o provisional si acepta o no el registro de Lula, pero debido a la relevancia del tema, se espera que lleve el caso para votación al pleno del TSE.

El TSE está compuesto por siete magistrados, tres de ellos de la Corte Suprema y dos del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

La defensa de Lula pidió este jueves saber quien será el juez instructor en el TSE de la candidatura del ex presidente.

"Es una duda legítima porque queremos manifestarnos en el proceso y no sabemos a qué juez dirigirnos", explicó el abogado del ex mandatario en la corte electoral, Luiz Fernando Casagrande.

Lula cumple una pena de 12 años y un mes de prisión que recibió en segunda instancia en el marco del caso Petrobras, por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El ex mandatario está acusado de haber recibido un departamento de la constructora OAS en el litoral del estado de Sao Paulo, a cambio de favorecerla desde el poder con contratos, algo que Lula niega. Fin