Declaran PRM Y PRSC violaron acuerdo opositor al inclinarse ante un sector del PLD

Los partidos de la Oposición firmantes del presente comunicado fijan su posición conjunta con respecto a la aprobación de la Ley de Partidos por el Congreso Nacional.

1.- Cuestionamos la Ley de Partidos aprobada por las cámaras legislativas, como fruto de un acuerdo político entre un sector del PLD con el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), por tratarse de un instrumento legal hecho como traje a la medida para beneficiar los intereses políticos del presidente Medina.

2.- Destacamos que la ley aprobada desconoce de manera olímpica las advertencias hechas por el pleno de la Junta Central Electoral el pasado 26 de julio a todos los partidos políticos y a la sociedad dominicana, en el sentido de su imposibilidad logística y económica para organizar primarias abiertas, y simultáneas. Reiteramos al país el peligro que correrían los procesos electorales fijados constitucionalmente para el año 2020, si el propio organismo comicial ha alertado que tampoco cuenta con el tiempo suficiente para la organización de múltiples primarias abiertas con la participación de un número indeterminado de precandidatos de las diferentes organizaciones políticas.

3.- Dejamos constancia de que las direcciones políticas del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), al momento de llegar a un acuerdo con el sector oficialista del PLD, desconocieron aspectos esenciales acordados con las organizaciones firmantes, y abandonaron las luchas por las conquistas fundamentales que dieron origen a esfuerzos unitarios en procura de lograr reformas estructurales que permitieran el fortalecimiento de la institucionalidad partidaria en base al mandato constitucional del respeto a la democracia interna de los partidos.

4.- Declaramos que, lejos de prohijar, mantener y respetar la democracia de los partidos políticos y el derecho de los militantes y afiliados, los acuerdos del sector del presidente Medina con el PRM y el PRSC pretenden cercenar gravemente los aludidos derechos, otorgándoles a las cúpulas partidarias un poder omnímodo pudiendo violar sus propios estatutos para decidir de manera soberana el método de elección de los candidatos.

5.- Condenamos el intento, a través de una Ley de Partidos incompleta, de frenar y congelar todo proceso de cambio político democrático en la República Dominicana, ya que en vez de responder a la demanda nacional de que se aprobara una ley que ponga reales límites al financiamiento, al uso de los recursos del Estado y al despilfarro de recursos, se garantice verdaderamente la cuota de género y se sancione debidamente el delito electoral, se incluyeron en el proyecto aprobado aspectos discriminatorios y que fomentan la desigualdad. Consideramos que ello responde al propósito de apuntalar un sistema corrupto y carcomido dentro del que solo puedan competir los partidos y sectores que han dominado el poder durante las últimas décadas en la República Dominicana.

6.- Precisamos, finalmente, que cuando se producen acuerdos unitarios es imprescindible que exista una actitud de respeto a los partidos y sectores que pudieran formar parte de ellos, y mucho más a los compromisos contraídos. En el caso de la aprobación de la Ley de Partidos todo esto fue desconocido por el PRM y el PRSC, partidos a los que llamamos a una reflexión sobre el particular.

Guillermo Moreno

Partido Alianza País (AlPais)

Eléxido Paula

Partido Humanista Dominicano (PHD)

Fidel Santana

Frente Amplio (FA)

Pelegrín Castillo

Fuerza Nacional Progresista (FNP)

Max Puig

Alianza Por la Democracia (APD)

Luis Miguel De Camps

Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD)

Minou Tavárez Mirabal

Opción Democrática (OD)

Soraya Aquino

Partido Socialista Cristiano (PSC)