La doctora Emma Polanco Melo asumió este lunes el cargo de rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en el marco de una emotiva ceremonia encabezada por la Comisión Central Electoral de la Academia, en la que manifestó su compromiso de hacer un manejo escrupuloso, racional y transparente de los recursos humanos y financieros de la UASD.

Durante el discurso de entrega, el rector saliente, doctor Iván Grullón Fernández, puntualizó que durante el período 2014-2018 que le confió el Claustro Mayor para regir los destinos de la Universidad Autónoma de Santo Domingo fueron desarrollados con éxito todos los semestres y cursos de verano y celebradas todas las investiduras programadas.

Dijo que el pasado proceso electoral es una muestra fehaciente de que la universidad avanza, elevando los niveles de conciencia de la familia uasdiana, ya que el mismo se desenvolvió en un ambiente civilizado en el que primó el respeto y la institucionalidad, por encima de los intereses particulares y de grupos.

"Los uasdianos y las uasdianas hemos demostrado que respetamos la filosofía, principios y valores de nuestra institución", detalló el exrector, destacando que la escogencia de la primera mujer en el cargo de Rectora de la Universidad más vieja del Continente Americano, es una expresión de la tendencia de acceso de las mujeres a posiciones cimeras de primer nivel.

La doctora Polanco Melo, quien se convierte en la primera mujer en jurar el cargo de rectora de la Universidad Primada de América en sus 479 años de fundada, dijo en su discurso de toma de posesión que para garantizar la transparencia en la Academia estatal se requiere llevar a cabo un proceso de reordenamiento, saneamiento y reorganización, compromiso que está dispuesta a asumir.

En ese sentido, anunció que se iniciará en lo inmediato un estudio de la estructura organizacional, una auditoría financiera y otra de personal que permita la reclasificación de puestos y la corrección de distorsiones salariales, suprima la duplicación de funciones y salarios y detecte la existencia de cargos innecesarios en la Academia.

Con una trayectoria de larga data en el ámbito docente y gestión administrativa, la doctora Polanco Melo reconoció al asumir el cargo que "la UASD vive hoy una difícil y compleja situación en la que se combinan problemas estructurales y coyunturales que obstaculizan su desarrollo y ponen seriamente en peligro su futuro como universidad pública, autónoma, democrática abierta y pertinente".

Optimismo

Sin embargo, aseguró que a pesar de la situación delicada en que se encuentra sumida la UASD, por diferentes causas, razones y sinrazones, "somos optimistas en cuanto a que se pueden alcanzar los objetivos y metas que presentamos en el programa de gestión".

"La gestión que hoy inicia su trabajo se propone, con el respaldo de ustedes, impulsar el modelo educativo establecido en el Estatuto Orgánico, el cual se centra en la pertinencia de una universidad pública de calidad, tal como se pregona en los foros y organismos nacionales, regionales y mundiales de la educación superior", manifestó.

En su discurso de toma de posesión frente al Consejo Universitario, pasados rectores, académicos, funcionarios, políticos, invitados especiales, docentes, empleados y estudiantes congregados en el Aula Magna, la nueva rectora sostuvo que "la universidad que soñamos debe pasar por una reforma curricular integral y profunda, una evaluación diagnóstica y la elaboración y ejecución de proyectos específicos que garanticen la ampliación de su oferta académica con la elevación sustancial de su pertinencia y calidad".

Recursos

Con la mirada puesta en las metas que ha de lograr la Academia de cara al futuro, la doctora Polanco Melo dejó claro en su discurso que no puede negarse que el principal obstáculo para que la UASD pueda superar sus escollos coyunturales y acometer los grandes cambios estructurales que los tiempos reclaman reside en el reducido presupuesto que año tras año recibe del Gobierno Central.

"Esa política de restricción económica es causa del lugar preocupante que ocupa la UASD en los rankings internacionales, situación que no se puede resolver con un presupuesto como el del año en curso, el cual genera un déficit en la cuenta de nómina superior a los 54.5 millones de pesos al mes, es decir 708.5 millones de pesos al año", planteó.

Puntualizó que a esos obstáculos financieros se agrega el hecho de que la pasada gestión no se manejó con la debida transparencia en el uso de los escasos recursos a su disposición; tampoco logró convencer al Gobierno ni a nadie de que la institución requiere un presupuesto como ordena la ley de autonomía, o por lo menos sensiblemente superior al que recibe.

Adelantó que en aras de solucionar tales obstáculos, "solicitaremos al Presidente de la República la reanudación del diálogo UASD-Gobierno en pos de lograr la concertación de un pacto académico que establezca con precisión los aportes que la Academia y el Gobierno pueden hacerse mutuamente en el contexto de la Estrategia Nacional de Desarrollo".

Enfatizó que la gestión que concluye hoy no pudo detener el progresivo deterioro de la calidad de los servicios y de la imagen pública de la UASD, por lo que citó cinco razones básica, entre las cuales señaló el mal manejo y falta de transparencia en el uso de los escasos recursos a su disposición; no logró convencer al gobierno ni a nadie de que la Universidad necesita un presupuesto como ordena la Ley de Autonomía.

Asimismo, que durante estos cuatro años y medio ha prevalecido un estilo de gestión basado en la improvisación y de espalda a la institucionalidad y la falta de una rigurosa supervisión en las dependencias académicas, financieras y administrativas.

Dijo que también, las autoridades salientes se han negado rotundamente a iniciar en la UASD un proceso de saneamiento, pese a que desde afuera y a lo interno se le ha reclamado.

"La UASD no puede seguir languideciendo en medio de la crisis financiera ni debe superar dicha situación privatizando sus servicios y convirtiéndose en una universidad de élite económica, sólo para estudiantes de clase alta o de clase media alta, los dos extremos indeseables a que conduce el modelo practicado en los últimos cuatro años y medio", advirtió.

Consideró que ése es un modelo fallido cuyo producto posible es un creciente deterioro de la calidad y la demolición de los fundamentos filosóficos, principios éticos y valores morales que definen el paradigma educativo generado en 1966 por el Movimiento Renovador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

"Desde hoy los uasdianos haremos un supremo esfuerzo conjunto para encauzar la UASD por el camino del desarrollo institucional, de manera que podamos colocar la Academia, en términos estratégicos, en el lugar que le corresponde en el contexto nacional e internacional", aseguró.

Internacionalización

La rectora Polanco Melo anunció también una redefinición de la política de internacionalización de la UASD, la cual será revalorizada en sus funciones académicas, científicas, culturales e institucionales como se requiere en esta era de la globalización, integración y rápida transición a la sociedad del conocimiento.

En relación con la autogestión de recursos, ponderó que: "somos muy conscientes de nuestro deber de ampliar la generación de recursos propios, y con ese propósito convocaremos de inmediato a todas las unidades productivas y generadoras de ingresos propios, así como a las que puedan aportar en el futuro para rediseñar y ejecutar una estrategia efectiva y políticas plausibles en esa dirección", sin que en modo alguno esta iniciativa implique aumento ni siquiera de un solo centavo a los pagos que el estudiantado debe hacer para disfrutar de sus derechos académicos.

"La lucha es larga, comencemos ya", exclamó rectora Emma Polanco a los universitarios, parafraseando en su discurso de toma de posesión al fenecido sacerdote católico, revolucionario y guerrillero colombiano Camilo Torres Restrepo.