CARACAS, 16 may (Xinhua) -- De mediana estatura, al candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henri Falcón, le gusta saludar a todo el mundo que se encuentra, apuesta a la conciliación e integración hacia su propuesta de chavistas decepcionados y opositores frustrados.

El ex gobernador del estado de Lara (centro) propone dolarizar la economía y definir un salario mínimo de 75 dólares al mes, sugiere la privatización de empresas del Estado y la repotenciación de la petrolera estatal PDVSA.

Contrariando la decisión de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de boicotear las elecciones por considerarlas un "fraude", Falcón se postuló para la contienda electoral desde esa acera política.

Henri José Falcón Fuentes nació en el estado Yaracuy (norte) el 17 de junio de 1961, está casado con Marielba Díaz y tiene cuatro hijos.

Inició muy joven su formación en el Ejército, donde compartía clases con Hugo Chávez (presidente de Venezuela de 1999 a 2013), y tras 13 años de servicio se retiró como Maestro Técnico.

Es abogado por la Universidad Santa María, realizó un posgrado en Ciencias Políticas en la Universidad Simón Bolívar y otro en Derecho Laboral en la Universidad Católica Andrés Bello.

Su interés en la política comenzó cuando vio a su compañero de clases, el teniente Hugo Chávez, involucrado en la intentona golpista del 4 de febrero de 1992.

Más adelante se incorporó al Movimiento V República (MVR), que fue el primer partido político fundado por Chávez en 1998 con el que ganó la Presidencia del país suramericano.

Falcón participó como diputado de la Asamblea Nacional Constituyente en 1999, la cual redactó la actual Constitución de Venezuela, escenario que compartió con el ahora presidente venezolano y candidato a la reelección, Nicolás Maduro.

En el año 2000, con el apoyo del chavismo, Falcón fue electo alcalde del municipio Iribarren, en Barquisimeto (una de las ciudades más importantes del país), estado de Lara, por un período de cuatro años, donde fue reelecto en el 2004.

En el 2008 se postuló a la gobernación de Lara, con el respaldo del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), la cual ganó y también repitió en la reelección como máxima autoridad del estado en el 2012.

En el año 2010 Falcón renunció al PSUV por desencuentros con el propio Chávez que incluyen denuncias de "burocracia y clientelismo" hacia las filas del partido de gobierno, pasando a la oposición.

En el año 2012 se convirtió en el jefe de campaña del candidato presidencial de la opositora Mesa de la Unidad Democrática, Henrique Capriles, y era quien definía la agenda de medios y los mítines políticos.

Falcón fundó el 27 de abril de 2012 su propio partido, Avanzada Progresista (AP), con el cual intentó ser reelecto una vez más como gobernador de Lara en 2017, pero no obtuvo el respaldo necesario.

En el 2018, mientras la MUD desconocía la convocatoria a las elecciones presidenciales, Falcón inscribía su candidatura, hecho que fue repudiado por la alianza opositora al considerarlo como un rompimiento con "el sentimiento democrático del pueblo venezolano".

En la lucha por sumar votos, otro candidato por iniciativa propia, Luis Alejandro Ratti, declinó a favor de Falcón y pidió al resto de los aspirantes opositores a Maduro, hacer lo propio para ampliar las posibilidades de triunfo.

Sin embargo, ni el pastor evangélico Javier Bertucci, por el grupo de votantes Esperanza por el Cambio, ni el ingeniero Reinaldo Quijada, por Unidad Política Popular 89 (UPP89), están dispuestos a abandonar la carrera electoral.

Un reciente estudio de la encuestadora International Consulting Services (ICS) señala que el representante de Avanzada Progresista cuenta con un 24 por ciento de apoyo, por debajo de Maduro que suma 55,9 por ciento en la intención de voto.

Sin embargo, la encuestadora venezolana Datanalisis da a Falcón un 45 por ciento de intención de voto y 35 por ciento a Maduro, pero aclara que si la abstención se mantiene en 50 por ciento o más, el actual presidente será reelecto.

Durante la campaña electoral, Falcón ha hecho diversos llamados a los opositores a votar. Incluso, pidió a Capriles sumarse a su campaña; sin embargo, la oposición insiste en el llamado a la abstención.

Aunque no ha recorrido el país, Falcón se ha enfocado en entrevistas y actividades de medios para dar a conocer su plan de gobierno, centrado en la dolarización de la economía venezolana.

El próximo domingo 20 de mayo, Venezuela realizará elecciones para elegir un presidente de la República y 251 representantes de 23 consejos legislativos. Fin