CARACAS, 16 may (Xinhua) -- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, se perfila como el favorito para la reelección en las elecciones presidenciales del país sudamericano, previstas para el próximo domingo 20 de mayo.

En 2013, Maduro se convirtió en el primer presidente chavista electo, tras la muerte de Hugo Chávez Frías, quien era el mandatario.

Venezuela enfrenta una crisis económica sin precedentes, que sin embargo parece no haber afectado la popularidad del mandatario, quien se mantiene a la cabeza en la intención del voto, según encuestas recientes.

Nicolás Maduro nació el 23 de noviembre de 1962 en la ciudad de Caracas.

Trabajó siete años como conductor en el sistema de Metrobús del Metro de Caracas, donde fundó el Sindicato del Metro de Caracas, además de ser coordinador de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores.

Su vida política comenzó en la década de 1970, cuando militaba en la Liga Socialista, una organización política de corte marxista-leninista.

En 1992, tras la intentona golpista del 4 de febrero de ese año, inició en realidad su activismo político al lado de Hugo Chávez.

En 1999, Maduro fue electo diputado de la Asamblea Constituyente, que redactó la Constitución vigente en Venezuela, aprobada por voto popular en diciembre de ese año.

A partir del 2000, resultó electo como diputado de la Asamblea Nacional.

En 2005 fue presidente del órgano legislativo y en 2006 fue designado canciller, para luego ser vicepresidente Ejecutivo hasta el 2013, cuando falleció Chávez y Maduro resultó electo presidente de la República.

Corpulento, de gran estatura (1,9 metros) y con bigote característico, que se convirtió en marca durante su primera campaña presidencial, a Maduro le gusta manejar y pasear de noche por Caracas.

Está casado con Cilia Flores, quien fuera abogada defensora de Chávez y presidenta de la Asamblea Nacional.

Es padre de Nicolás Maduro Guerra, fruto de su primer matrimonio con Adriana Guerra Angulo.

En sus cinco años de gobierno, Maduro ha enfrentado distintas situaciones, como el bloqueo financiero impuesto por Estados Unidos y sanciones de países europeos.

Durante la última alocución de Chávez ante el país, el 8 de diciembre del 2012, antes de viajar por última vez a Cuba para una intervención quirúrgica, pidió al pueblo venezolano respaldar a Maduro como su sucesor.

"Si algo ocurriera (...) mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República", dijo entonces Chávez.

Agregó que Maduro es uno de los líderes jóvenes "de mayor capacidad" para continuar dirigiendo, "junto al pueblo siempre, y subordinado a los intereses del pueblo, los destinos de esta Patria".

En efecto, Maduro ganó la Presidencia de la República el 14 de abril del 2013, con más de 7,5 millones de votos, para el período 2013-2019.

Tras esas elecciones, su contendiente Henrique Capriles, respaldado por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), desconoció los resultados electorales y llamó a sus simpatizantes a las calles.

A Maduro le tocó estrenarse en la Presidencia con este llamado de Capriles, que provocó una ola de enfrentamientos en las calles y dejó varios muertos.

Durante su mandato, Maduro ha mantenido los programas sociales iniciados por Chávez; sin embargo, ha enfrentado una situación económica y política que mantiene al país en una fuerte crisis de desabastecimiento de alimentos básicos y medicamentos.

En 2016, la inflación cerró en 274 por ciento, según la última cifra oficial reportada por el Banco Central de Venezuela (BCV).

Aunque Maduro ha realizado 22 aumentos de salario en cinco años, la inflación ha impactado en el bolsillo de los venezolanos.

En 2017, el mandatario venezolano lanzó una nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC), por la cual apuesta como la herramienta para restituir la paz política.

En febrero de este año, a su vez, lanzó la criptomoneda petro como novedoso recurso para superar el bloqueo financiero.

El país sudamericano, con dependencia casi exclusiva de la renta petrolera, ha enfrentado una fuerte caída en el precio del petróleo, que ha hecho mella en su golpeada economía.

Maduro cuenta, no obstante, con un 55,9 por ciento en la intención del voto de los venezolanos, según un sondeo reciente de la encuestadora International Consulting Services.

Durante su campaña electoral, el candidato a la reelección ha prometido fortalecer los programas sociales y subsidios directos a través del llamado Carnet de la Patria.

Ha pedido, además, el apoyo de los electores para reimpulsar el aparato productivo nacional.

Nicolás Maduro compite en esta contienda electoral contra los candidatos opositores: Henri Falcón, de Avanzada Progresista (AP); el pastor evangélico, Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio, y el ingeniero Reinaldo Quijada, de Unidad Política Popular 89 (UPP89). Fin