Por Willey Peñuela

CARACAS, 16 may (Xinhua) -- A pocos días de las elecciones presidenciales en Venezuela, el analista político, Luis Quintana, augura el desarrollo de unos comicios en paz y con una participación elevada de los venezolanos para elegir a su presidente.

Quintana, quien es profesor de geopolítica internacional en la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela, dijo a Xinhua que "las 24 elecciones que hemos tenido en Venezuela en los últimos 19 años se han realizado en paz, a pesar de las amenazas internas y externas de los adversarios de la revolución bolivariana".

A su juicio, incluso en momentos de máxima tensión política interna y externa, los niveles de participación del pueblo venezolano suelen ser elevados en comparación con otros países del hemisferio o con países de Europa occidental.

Quintana dijo que "en esta oportunidad no hay motivos objetivos de peso como para pensar que será diferente", en referencia a la paz y la participación en el evento electoral, y añadió que, a su parecer, el problema principal que enfrentará Venezuela, radica en las consecuencias del resultado electoral.

"Una vez que el presidente (Nicolás Maduro) sea reelecto, como indican todas las encuestas, Estados Unidos y sus aliados embestirán con más fuerza contra Venezuela, aunque no veo, en el corto plazo, una opción militar", prevé el analista.

Tras analizar las declaraciones de los principales portavoces del gobierno estadounidense, el profesor universitario considera que la estrategia de Estados Unidos será "aupar a los vecinos a que adopten medidas políticas y económicas drásticas para profundizar el aislamiento del gobierno del presidente Nicolás Maduro".

LO QUE ESTA EN JUEGO

Consultado por Xinhua respecto a lo que está en juego en Venezuela, Quintana dijo que es una elección atípica, pues la contienda no parece poner en riesgo la hegemonía del poder institucional que ejerce el chavismo, a pesar de ser un proceso competitivo con dos candidatos de oposición con relativa fuerza.

Considera que el riesgo principal radica en las repercusiones internacionales de los comicios, pues una reelección del presidente Maduro "supondrá que los países de la región se impliquen más a fondo en la estrategia del estrangulamiento económico del país".

Lo anterior, a juicio del experto, puede materializarse con la imposición de sanciones formales y con una posible decisión del gobierno de Estados Unidos de embargar el petróleo venezolano.

Dicho embargo petrolero "pondría en graves dificultades al gobierno, limitando aún más su capacidad para atenuar la severa crisis económica que atraviesa el país, lo cual impactaría severamente en las condiciones de vida del pueblo venezolano", explicó Quintana.

Sobre el significado social de los comicios del próximo domingo, Quintana cree que las elecciones fortalecen la democracia y la confianza del pueblo en las instituciones del Estado venezolano.

"Creo que le darán más solidez al liderazgo del presidente Nicolás Maduro para que adopte decisiones de gran transcendencia en lo económico, que es lo que todo el país espera, manifestó Quintana.

En su opinión, en toda crisis económica se erosiona la confianza de los ciudadanos en la clase política, "por eso una elección con un nivel de participación importante le da legitimidad y mayor empuje a las decisiones que deba adoptar el gobierno".

¿Y SI SE UNEN FALCON Y BERTUCCI?

Los dos candidatos presidenciales opositores con mayor aceptación, después del presidente Maduro, son el líder religioso Javier Bertucci y el ex gobernador del estado centro-occidental de Lara, Henri Falcón.

Ambos candidatos opositores han ofrecido relaciones estrechas con el gobierno de Estados Unidos.

Falcón ha dicho que acudirá al Fondo Monetario Internacional a solicitar financiamiento y ha prometido dolarizar la economía venezolana, además de abrir los puertos a la "ayuda humanitara" propuesta por Estados Unidos.

Bertucci, por su parte, también apuesta por abrir un "corredor humanitario", y ha planteado la necesidad de dejar en manos privadas algunos servicios públicos fundamentales de su país.

Para el profesor Luis Quintana "es poco probable una alianza entre Falcón y Bertucci", sin embargo, considera que, de realizarse, no cree que la eventual alianza amenace la reelección del presidente Maduro, aunque considera evidente que el margen entre la oposición y el oficialismo sería más estrecho.

"Creo que los objetivos inmediatos de estos dos candidatos no consisten en llegar a la Presidencia este 20 de mayo, sino convertirse en opciones potentes de la oposición para que en un momento posterior sí la disputen con posibilidades reales de triunfo", agregó.

IMPLICACIONES REGIONALES DEL 20 DE MAYO

Para el internacionalista venezolano, la región latinoamericana está divida respecto a las elecciones en Venezuela.

Un grupo de 14 gobiernos congregados en el denominado "Grupo de Lima" exigen la suspensión de las elecciones presidenciales bajo amenazas de imponer sanciones al gobierno venezolano.

Para Quintana "estos gobiernos actúan bajo la dirección de Estados Unidos" en su posición hacia Venezuela.

El analista señaló que los 20 países restantes tienen posiciones heterogéneas en torno a su país, "algunos apoyan irrestrictamente al gobierno bolivariano y otros no se inmiscuyen en la diatriba interna de Venezuela".

Prevé que, si en definitiva a Venezuela se le imponen más sanciones o sanciones más fuertes, esto seguramente dividirá aún más a la región.

Sin embargo, el experto piensa que "una región polarizada siempre favorecerá más al gobierno de Maduro que a los que pretenden desplazarlo del poder". Fin