Alejandrina Germán, integrante del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana, negó que las aspiraciones presidenciales que pudieran surgir a lo interno de esa organización, en relación a las elecciones que se celebrarán en mayo del 2020, provoquen una división en esa organización política.

Germán, también titular de la Secretaría de Formación Política, dijo que los sectores que apuestan a una división a lo interno del PLD ignoran que sus dirigentes y miembros, a pesar de la apertura que se ha producido en los últimos años, aún tienen como guía la Teoría Boschista; lo que hace que al final de cualquier debate público o privado se asuma el criterio que decida la mayoría de sus militantes.

"Lo que hace al PLD una organización fuerte radica en que, desde su fundación en 1973, fundamenta sus acciones en métodos de trabajo definidos y en la disciplina partidaria", indicó Germán en su artículo "El PLD no se dividirá" publicado en El Caribe y Vanguardia del Pueblo Digital, destacado en un reporte de prensa del PLD.

La dirigente política y educadora señaló que Bosch estaba consciente que consultar las bases del Partido, en momentos críticos, era lo más oportuno porque la solución a un problema podía surgir de quien menos lo esperamos.

Aseguró que precisamente esa disciplina y la unidad de criterios que ha caracterizado al PLD es la que se impondrá ante cualquier diferencia entre sus miembros o su dirigencia y hará algo pasajero aquello, que algunos sectores agoreros presagian con malicia, lo cual será superado por la unidad y la fuerza de quienes tienen la misma meta: el progreso y la estabilidad social, política y económica de República Dominicana.

"Estamos seguros que esos ideales que hicieron posible la creación de la organización como un "Partido Único en América" se mantendrán vigentes, ya que la mayoría de los peledeístas estamos conscientes de que la fuerza es el resultado de la unión estrecha de todos los esfuerzos y nos mantendrá en el poder", subrayó Germán.

Germán afirmó que "los peledeístas estamos conscientes de que con nuestras conductas y acciones construimos el presente y el porvenir, que somos dueños de nuestro destino y que trabajamos sin descanso por un proyecto de nación cuyo único objetivo consiste en construir un mejor futuro para República Dominicana".