LA HABANA, 12 mar (Xinhua) -- Un total de siete millones 399.891 cubanos ejercieron su derecho al voto en los comicios generales del domingo, para una participación de 82,9 por ciento, informaron hoy autoridades de la Comisión Electoral Nacional (CEN).

En rueda de prensa ofrecida este lunes, Alina Balceiro, presidenta de la CEN, dijo que los datos son preliminares, por lo cual no se descarta que las cifras aumenten en los próximos días, cuando se realicen las verificaciones correspondientes y se tengan las estadísticas oficiales.

Al comparar el nivel de participación con sufragios anteriores, el número muestra el porcentaje más bajo alcanzado en los últimos años, un aspecto que de acuerdo con Balceiro no es motivo de preocupación o alarma porque, una vez más, la asistencia fue masiva.

"Las elecciones fueron un suceso de pueblo en el que se vivió una jornada electoral intensa de reafirmación de los principios del sistema electoral cubano, y de las conquistas alcanzadas por nuestro pueblo", destacó.

La presidenta de la CEN valoró como un "triunfo" el sufragio en el que ocho millones 926.575 personas estaban convocadas para elegir a los 605 diputados de la Asamblea Nacional, de los cuales emergerá el próximo presidente de Cuba en abril próximo.

Agregó que las boletas válidas superaron el 94,42 por ciento, mientras que las nulas representaron sólo el 1,26 y las depositadas en blanco el 4,32 por ciento.

El funcionario electoral recordó que en Cuba el voto es secreto y voluntario, por lo cual la decisión de cada habitante de asistir o no a las urnas y la forma en que ejerza su derecho al voto es respetada.

No obstante, valoró que los bajos porcentajes de abstención no son representativos de la sociedad ni del electorado cubano, y tampoco indican que exista una parte considerable del pueblo opuesto al sistema socioeconómico socialista caribeño.

"Sí destacamos la calidad del voto, las boletas válidas (94,42 por ciento), el alto nivel de participación (82.90 por ciento) y el voto por todos los candidatos a diputados que superó el 80,44 por ciento", subrayó.

La Ley electoral cubana contempla que los ciudadanos pueden elegir a una, varias o todas las propuestas recogidas en las boletas y en esta ocasión la gran mayoría optó por escoger la totalidad de candidatos nominados para ocupar un puesto en la Asamblea Nacional (Congreso).

Una expresión, a juicio de Balceiro, de la voluntad del pueblo de formar parte del sistema democrático representativo cubano, ya que una vez quede constituida la Asamblea Nacional, máximo órgano legislativo del país, los diputados recién electos seleccionarán al presidente y restantes 30 miembros del Consejo de Estado.

Según datos oficiales confirmados este lunes por la autoridad electoral, en la composición final del Congreso resalta que el 53,22 por ciento de los integrantes son mujeres, el 13,22 por ciento son jóvenes menores de 35 años y el 40,50 por ciento son negros o mestizos.

La presidenta de la Comisión Electoral Nacional explicó que 287 de los 605 diputados son delegados de base designados en noviembre de 2017, en la primera etapa de los comicios generales y propuestos por los vecinos de todas las localidades cubanas.

El restante 52,56 por ciento provino de las nominaciones realizadas por las organizaciones sociales y de masas del país (trabajadores, estudiantes de enseñanza media y superior, organización de mujeres y agricultores).

Tras 12 años en el poder, luego de sustituir de forma temporal a su hermano Fidel Castro en 2006 y asumir oficialmente en 2008, Raúl Castro confirmó que el venidero 19 de abril dejará el cargo como mandatario.

Culminarán así casi seis décadas de gobernanza de la "generación histórica" de la Revolución, con el fallecido líder Fidel Castro al frente, e iniciará un nuevo momento para Cuba con los dirigentes políticos que conducirán a esta nación los próximos cinco años. Fin