Por Sylvia B. Zárate

BOGOTA 8 feb (Xinhua) -- Los ex alcaldes de Bogotá, Gustavo Petro, y de Medellín, Sergio Fajardo, lideran la lista de candidatos con mayores opciones de ganar las elecciones presidenciales de Colombia este 2018, según la medición del mes de enero de La Gran Encuesta, financiada por la alianza de medios nacionales y otras tres encuestas realizadas la semana anterior.

Sin embargo, algunos analistas políticos consideran que es todavía muy temprano para predecir los resultados de los comicios que se realizarán entre mayo y junio, y que revelarán al hombre o mujer que sucederá al presidente Juan Manuel Santos, quien ejerce este cargo desde 2010.

En entrevista con Xinhua, la directora del departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Angélica Bernal, señaló que si bien las encuestas son un reflejo del momento político que vive el país, este clima puede cambiar en Colombia en cualquier momento durante los próximos meses.

"Es muy difícil hacer un vaticinio sobre las elecciones presidenciales en Colombia porque hay muchas variables en juego, estamos hoy con una coyuntura muy compleja en donde están en riesgo cosas tan importantes como la implementación de los acuerdos de paz con las FARC, de hecho ahora se están poniendo en cuestión los mismos acuerdos", recordó.

Para Bernal, aunque todavía es prematuro pronosticar ganadores o perdedores en la contienda electoral, se puede decir que quienes tienen menos oportunidades de ganar son quienes no definan claramente en el espectro ideológico su posición entre izquierda y derecha.

De acuerdo con la especialista, para los candidatos de derecha, como Germán Vargas Lleras, el ex procurador Alejandro Ordoñez, la ex ministra Martha Lucía Ramírez y el ex senador Iván Duque, son favorables ciertos aspectos y ciertos hechos relacionados con la seguridad y la economía que se vislumbran en los próximos meses.

"Hay factores económicos que hacen pensar que el país va a sufrir fenómenos como el desempleo, la desaceleración, falta de crecimiento, y en ese sentido las opciones están abiertas, por un lado porque hay un fuerte posicionamiento de los sectores más a la derecha en términos de una solución de orden de tipo "uribista" (influenciado por el pensamiento del ex presidente Alvaro Uribe)", explicó.

Además, recordó que el próximo 11 de marzo, día en el cual se adelantarán las elecciones del Congreso, se realizará la elección de un candidato único de la derecha y que este hecho puede cambiar de forma importante los resultados de las encuestas en ese momento.

"Yo pienso que en este momento político puede ser que lo que reflejan las encuestas sea un posicionamiento de Petro y de Fajardo como opciones, digamos, con un arraigo electoral importante, pero eso pienso que no se va a mantener pues hasta ahora empezamos campañas, las fuerzas de la derecha cuando hagan su consulta el 11 de marzo, donde van a definir un candidato único, van a empezar a mejorar ese reflejo que tienen en las encuestas", precisó.

Sin embargo, entre las comunidades más vulnerables los temas sociales, como la pobreza y la desigualdad, le darían oportunidades a candidatos de izquierda, entre los cuales se encuentran Gustavo Petro, Piedad Córdoba y Rodrigo Londoño, ex jefe de la guerrilla de las FARC y actual representante del partido que surgió tras la disolución del grupo armado, opinó.

"Por el otro lado, hay un conflicto social muy fuerte, una desigualdad muy marcada, los índices de desigualdad cada vez están peor en Colombia, lo que nos lleva a situarnos entre los países más desiguales del mundo, lo cual abre una gran posibilidad para la izquierda", explicó.

Ni el candidato del partido Liberal, Humberto de la Calle, quien fuera negociador de paz con las FARC por parte del Gobierno, ni el matemático Sergio Fajardo, quien resulta favorecido en varias de las primeras encuestas del país, se han ubicado oficialmente en una ideología de izquierda o derecha.

Pero en los próximos tres meses, dice la politóloga, en Colombia podrán suceder diversos hechos en todos los ámbitos que sean aprovechados por los candidatos en sus campañas políticas y que giren en una dirección inesperada los resultados de los comicios.

"Las campañas son largas y son terriblemente influenciables por hechos que suceden digamos de manera imprevista (...) al estar sujetos a tantas variables, a tantos cambios y en un país tan complejo como este, puede suceder un hecho que haga cambiar diametralmente la intención de voto", afirmó Bernal.

"Este es un panorama muy cambiante, muy susceptible a hechos de coyuntura y en ese sentido creo que no podemos pensar que lo que nos dicen las encuestas hoy será lo más cercano a los resultados electorales, porque estos dependerán de demasiados factores e incluso la intención de un votante puede cambiar frente al tarjetón (boleta electoral)", reiteró.

Uno de los temas más relevantes y determinantes en el desarrollo de las elecciones, según la especialista, será la evolución del actual proceso de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que en este momento se encuentra amenazado tras las recientes acciones violentas del grupo rebelde luego de la suspensión del cese al fuego bilateral que se mantuvo hasta el pasado 9 de enero.

Cabe recordar que el proceso de paz con el ELN fue suspendido por orden del presidente Juan Manuel Santos el pasado 29 de enero luego de los atentados que el grupo rebelde cometió en el norte del país en contra de la Fuerza Pública y que dejaron siete policías muertos y más de 40 heridos.

"Lo que pasa con el ELN es grave, que se hayan levantado de la mesa, que no se haya continuado con el cese al fuego, es muy grave para el país porque como vimos, una vez se levantó el cese al fuego el ELN comenzó a incrementar sus acciones violentas, además es preocupante porque en época electoral cualquiera de estas tensiones va a ser aprovechada por cualquiera de los candidatos dentro de sus campañas electorales", advirtió.

Para Bernal, es responsabilidad de la sociedad civil exigirle tanto al Gobierno como al ELN que cesen las acciones armadas que están afectando a todos los colombianos y que regresen a la mesa de conversaciones establecida en Quito, Ecuador, para seguir con los diálogos de paz que iniciaron en febrero de 2017 con el fin de firmar un acuerdo similar al alcanzado con la guerrilla de las FARC.

"Lo que ocurra con ese proceso de paz con esta guerrilla seguramente va a influenciar lo que suceda en esas elecciones", dijo.

Este miércoles, el grupo subversivo difundió un comunicado en el que anuncia un paro armado en el territorio colombiano en los próximos días, a lo que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, respondió advirtiendo que las Fuerzas Armadas están listas para responder y garantizar la tranquilidad de los colombianos.

Por último, Bernal vio con preocupación que ninguno de los candidatos a la presidencia de Colombia, ni de derecha ni de izquierda, se haya referido hasta ahora a alguna iniciativa seria en materia de relaciones exteriores, siendo este un tema que consideró fundamental para el desarrollo y el crecimiento del país suramericano.

"Este tema es preocupante, que ningún candidato haya planteado alguna propuesta concreta en política exterior, hasta ahora es un tema menor en sus campañas y eso nos preocupa ya que es un asunto estratégico en términos políticos, económicos y sociales (...) parece que se resisten todos a hablar de ese tema y que estamos, una vez más, imbuidos en temas de política local", opinó.

La analista colombiana confió en que a lo largo de las campañas políticas los candidatos le den más importancia a este aspecto y comiencen a hacer propuestas y a establecer sus posiciones frente a las relaciones internacionales tanto con países de la región como con potencias como Estados Unidos y China.

La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia, que determinará el Gobierno que manejará al país hasta el año 2022, se realizará el 27 de mayo y de haber segunda vuelta, esta se realizará el 17 de junio de 2018. Fin