El secretario general del PRM y candidato a esa posición en la convención del próximo 18 de Febrero, advirtió que la falta de un arbitro ha hecho colapsar la democracia interna en los demás partidos del sistema, por lo que instó a la base de esa organización a mirarse en ese espejo.

Señaló que la falta de un árbitro ha hecho colapsar la unidad en el PLD, ya destruyó el partido Reformista, y dejó al PRD solo con las siglas, dejando atrás toda una historia de éxito y Manifestó que el arbitraje es fundamental para cualquier partido poder llegar al poder, porque si no hay arbitro no hay crecimiento, no hay equidad, no hay integración, no hay unidad.

??Es como en la pelota, viene ahora la serie final Licey versus Aguila, imagínense ustedes que el arbitro principal que va a cantar bola y Strike sea el hijo del dueño de uno de los ejecutivos de las Aguilas que pasará con la Liga, el torneo y los fanáticos??, aseguró Chu Vásquez.

Al encabezar un encuentro de trabajo con dirigentes de Nagua quienes le dieron su apoyo, el también expresidente del Senado afirmó que la base del PRM, es sabia para determinar quien garantiza el equilibro, con experiencia y trabajo a la hora de buscar un arbitro imparcial que le permita a ese partido dirigir el futuro inmediato, y así alcanzar el poder en los comicios del 2020.

??Un partido político como el nuestro que tiene dirigentes a todos los niveles, tiene una representación de la base del partido, esos dirigentes a quienes conocen son a gente que nos hemos forjado en el trabajo político, que venimos de un comité de base, que nos formamos políticamente en el partido, que tenemos experiencia y hemos manejado esos conflictos internos que son muchas veces terrible, y hasta catastróficos para el país??, precisó Chú Vásquez.

Recordó que cuando salió a las calles a crear el PRM, tras la situación del PRD junto a Hipólito Mejía, Luis Abinader y Andrés Bautista lo hizo convencido de que era la mejor opción para darle la oportunidad a la sociedad dominicana de buscar una opción diferente para construir desde esa plataforma institucional, los cambios que demandan los dominicanos y dominicanas.