SANTO DOMINGO, RD, 23 de octubre de 2017.- A pesar del fracaso del experimento soviético, al cumplirse ahora un siglo del triunfo de la Revolución Bolchevique, la humanidad, sin embargo, no ha cesado en la búsqueda de nuevas utopías por construir y de nuevos sueños por los cuales luchar.

La consideración es del presidente del Partido de la Liberación Dominicana, Leonel Fernández, contenida en su columna Observatorio Global, publicada en el Listín Diario y Vanguardia del Pueblo Digital, a propósito de cumplirse el pasado 17 de octubre 100 años de la Revolución Bolchevique.

El expresidente de la República explica que lo acontecido en Rusia, hace exactamente 100 años, en octubre de 1917, fue un movimiento sísmico o cambio tectónico en la política, no sólo en la Rusia imperial, sino en todo el mundo, al conducir al partido de los bolcheviques, un grupo minúsculo, bajo la dirección de Vladimir Ilych Ulianov (Lenin), a la toma del poder.

"Para algunos analistas, lo que determinó el triunfo de la Revolución bolchevique en octubre de 1917, fue el colapso del ejército ruso durante la Primera Guerra Mundial, de 1914- 1918, en la que murieron más de dos millones 500 mil soldados frente a las tropas alemanas que tenían como objetivo la toma de Moscú", refirió Leonel Fernández.

Luego de analizar brevemente las "Tres revoluciones" y adentrarse en el tema del "auge y caída de la Revolución Rusa", Fernández destaca que el acontecimiento más importante que se deriva de la Revolución de Octubre de 1917 fue la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, integrada por 15 naciones, que hasta entonces vivían bajo un régimen de autonomía o independencia.

Hubo, por supuesto, antes de su proclamación, una guerra civil, que enfrentó al Ejército Rojo frente al Ejército Blanco. Luego, un cambio de política económica por parte de Lenin, la NEP, en la que permitía establecer mecanismos de mercado en algunas áreas de la economía.

"Para la naciente Unión Soviética, la prematura muerte de Lenin, en 1924, fue un golpe demoledor. Pero, a partir de ese momento, hasta 1953, el poder fue pasando gradualmente a manos del secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, José Stalin", señala.

Subraya que bajo el régimen de Stalin se producen las purgas de los grandes líderes revolucionarios, como León Trotsky y Nicolás Bujarin. Pero también es la época de la colectivización agrícola y del desarrollo de la industria pesada.

Manifiesta que en la época de Stalin, la Unión Soviética, que inicialmente hizo un pacto con Hitler, se vio lanzada a participar del lado de los aliados en la Segunda Guerra Mundial; "y a pesar de haber perdido más de 20 millones de soldados en esa carnicería humana, emergió de las cenizas convertida, junto a Estados Unidos, en una gran potencia mundial".

Al referirse a Mijail Gorbachov, dice que "el hombre que estaba destinado a salvar el socialismo en la Unión Soviética, mediante la realización de reformas políticas y económicas, como fueron las de glasnost y perestroika, al final no hizo más que terminar convirtiéndose en su sepulturero".

Para el actual presidente Vladimir Putin, indica que "ese desmoronamiento de la Unión Soviética, para dar lugar a la formación de 15 Estados independientes y soberanos, constituye la más grande tragedia geopolítica del siglo XX", cita Leonel Fernández en su artículo.