SANTO DOMINGO.- El dirigente perredeísta Héctor Guzmán insistió en sus críticas al llamado "padrón cerrado" diciendo que tradicionalmente las listas de votantes son elaboradas por las autoridades partidarias que en la práctica las convierten en instrumento para favorecer a aspirantes de su preferencia.

"La costumbre más utilizada con estos fines es la exclusión y dislocamiento de los inscritos que no están con sus candidatos preferidos", explicó Guzmán, quien favorece que los partidos celebren sus primarias con el padrón de votantes de la Junta Central Electoral (JCE).

Afirmó que normalmente el registro o lista de electores en las organizaciones políticas es elaborado y aprobado por el presidente del partido, su secretario general y la parte técnica de las direcciones de Organización y Electoral. Esta práctica, observó, se hace en los diferentes municipios, hasta concluir en un registro nacional.

"Cuando un presidente, secretario general o secretario de , organización y electoral está apoyando un candidato a una determinada posición electiva, utilizan su poder o influencia para hacer constar en el registro oficial de electores o padrón cerrado a la mayoría de los que apoyan sus candidatos de preferencia, al mismo tiempo de excluir o dislocar a sus contrarios", sostuvo Guzmán.

Apuntó que esta ha sido una práctica muy utilizada y denunciada en los partidos. Que se da más grave con las candidaturas a nivel local en donde la gente se conoce más y hay familias enteras que han sido excluidas o dislocada del padrón por favorecer un aspirante contrario al de las autoridades partidarias.

Guzmán, vicepresidente del PRD, aseguró que "hay un consenso entre los partidos de que no hay árbitros confiables para organizar las primarias y por eso se plantea que sean organizadas por la JCE" y consideró que no se debe confiar la elaboración del padrón o lista de electores de una convención a autoridades partidarias las cuales no garantizan la organización de los votantes y el conteo de los votos.

"Es contra esa práctica dañina en los partidos que se ha planteado la utilización del padrón de la JCE. Con el listado de electores oficial de la junta, que está aprobado por todos los partidos, no habrá manipulación y por tanto no se producirán exclusiones ni dislocamiento. Esta es la razón por lo cual la militancia de los partidos en su mayoría favorece las primarias abiertas y en cambio las cúpulas partidarias favorecen el supuesto padrón cerrado", agregó.