Santo Domingo, 17 de mayo.- Una comisión de diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y otras organizaciones acudió este miércoles a la Procuraduría General de la República, donde ayer se produjo un incidente cuando varios legisladores fueron impedidos de entrar a la fuerza al edificio que sirve de sede del Ministerio Público y la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

El grupo es liderado por el vocero del PRM en la Cámara baja, Alfredo Pacheco, quien adelantó que esa organización pedirá que sean sancionados los agentes de la Policía que a su entender agredieron a los diputados, dice una nota informativa del PRM.

Pacheco dijo que pedirán sanciones "serias" para quienes impidieron que un grupo del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO) instalara un campamento frente a la Procuraduría y que luego evitaron la entrada al lugar .

Defendió lo que definió como el "sagrado derecho a la protesta" que tenían los miembros del FALPO que pretendieron instalar una carpa, fijar el campamento y quedarse allí hasta la Procuraduría General revele los nombres, como ha prometido, de los involucrados en los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Pacheco también destacó la forma cívica como fueron recibidos este día, a diferencia de ayer, que la Policía lanzó grases lacrimógenos para dispersar a los diputados que intentaban, en fuerza de empujones, derribar las vallas protectoras y romper el cerco policial.

Dijo que indudablemente hay sectores en el Gobierno que la situación se les ha ido de las manos y puso de ejemplo el ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, quien según dijo, ha aplaudido la "agresión" de que fuero víctima los diputados y los miembros del FALPO.