Teherán, 21 abr (PL) Hassan Rouhani podrá optar a la reelección presidencial gracias a que el Consejo de Guardianes de Irán aceptó su inscripción y la de otros cinco candidatos, tras depurar una lista de mil 636 aspirantes, se anunció hoy.

El Ministerio del Interior divulgó la relación de los autorizados a participar en la duodécima votación para jefe de Estado, entre los que están también el actual primer vicepresidente, Es'haq Jahangiri, Mostafa Aqa-Mirsalim, Ebrahim Raeisi, Mohammad-Bagher Ghalibaf y Mostafa Hashemi-Taba.

De acuerdo con la decisión del órgano encargado de revisar y definir quienes serán los postulados, los favorecidos ya pueden empezar sus campañas proselitistas desde ahora hasta el 18 de mayo, un día antes del sufragio en el que también se decidirá por quinta vez los consejos de ciudades y aldeas.

El Consejo de Guardianes había comenzado el proceso de selección de mil 636 postulantes que se registraron entre el 11 y el 16 de abril, y tenía hasta el 26 o 27 del corriente para pronunciarse, a partir de lo cual iniciaría la lid de cara a la votación del 19 de mayo.

Según analistas locales, la candidatura de Jahangiri como segundo dentro de la corriente reformista o moderada se interpretó como una suerte de Plan B por si Rouhani era vetado y no podía materializar su aspiración de concurrir a la reelección.

Del bando conservador o 'principista' (por adherirse a principios fundacionales de la revolución islámica) fue admitido Raeisi, exfiscal general iraní y custodio del santuario del Imán Reza en Mashhad, postulado por el Frente Popular de Fuerzas de la Revolución Islámica (FPFRI).

También concurren por la misma corriente Bagher Ghalibaf, actual alcalde de Teherán, y Aqa-Mirsalim, un ingeniero y político de 69 años que aclaró que su postulación la hizo en su condición de jefe del Consejo Central del Partido Coalición Islámica (PCI).

Exministro de Cultura y Orientación Islámica (1994-1997) y consejero de 1981 a 1989 del entonces presidente Alí Khamenei (hoy líder supremo iraní), el político descartó que en el transcurso de la campaña abandone para apoyar a cualquier otro candidato.

Igualmente, negó haberse registrado como representante del referido FPFRI, una organización fundada a finales de 2016 por 10 figuras de distintas agrupaciones principistas, incluido el PCI.

Una de las descalificaciones más comentadas fue la del expresidente Mahmoud Ahmadinejad, que gobernó dos mandatos consecutivos (2005-2013), pues era previsible el veto a raíz de que el propio líder supremo iraní, ayatolah Alí Khamenei, le había desaconsejado presentarse, según medios locales.

Ahmadinejad está considerado una figura profundamente controversial y causante de gran polarización política, incluso entre miembros de la corriente conservadora o de línea dura a la cual pertenece y que es menos asequible a la apertura de Irán y gran crítica de Israel.

Los comicios iraníes generan muchas especulaciones, sobre todo en círculos occidentales, respecto al rumbo que pudiera tomar este país persa, pero a lo interno prevalece la certeza de que ni reformistas ni conservadores cuestionan la existencia de la república islámica nacida en 1979.

Ahmadinejad, que gobernó dos mandatos consecutivos (2005-2013), pues era previsible el veto a raíz de que el propio líder supremo iraní, ayatolah Alí Khamenei, le había desaconsejado presentarse, según medios locales.

Ahmadinejad está considerado una figura profundamente controversial y causante de gran polarización política, incluso entre miembros de la corriente conservadora o de línea dura a la cual pertenece y que es menos asequible a la apertura de Irán y gran crítica de Israel.

Los comicios iraníes generan muchas especulaciones, sobre todo en círculos occidentales, respecto al rumbo que pudiera tomar este país persa, pero a lo interno prevalece la certeza de que ni reformistas ni conservadores cuestionan la existencia de la república islámica nacida en 1979.