SANTO DOMINGO, RD, 19 de Abril de 2017.- El empresario José Luis Corripio declaró este miércoles que está convencido de que la campaña electoral del presidente Danilo Medina, no fue pagada por la empresa constructora brasileña Odebrech, sino por el sector privado de República Dominicana.

Dijo que tanto la campaña del mandatario como la de otros candidatos fueron financiadas localmente por sectores que les apoyaron durante el proceso.

Las declaraciones del presidente del Grupo Empresarial Corripio, se producen a propósito de la aseveración que ante un juez de brasil hizo Mónica Moura, esposa y socia del publicista Joao Santana, de que la compañía Odebrechet ni ninguna otra empresa de su país aportó fondos para campañas electorales en la República Dominicana.

"Yo tengo entendido ante de todo este aferre Odebrechet, que la campaña del PLD con relación a Joao Santana fueron pagadas por el sector privado", respondió Pepín Corripio, abordado al respecto por Periodistas de diferentes medios de comunicación.

Y ante una segunda pregunta en torno al tema, el empresario dijo que ¨concretamente al caso , al pago de campañas por Odebrechet, yo tengo la convicción de que fue pagada localmente por sectores que apoyaron las respectivas candidaturas ¨

Mónica Moura, aseguró el pasado martes ante el juez Sergio Moro que lleva el caso La Jato en Brasil, que la compañía Odebrechet ni ninguna otra empresa brasileña aportó fondos para campañas electorales en la República Dominicana.

"De todas las campañas que hicimos fuera de Brasil: Panamá, Venezuela, Angola... Odebrecht contribuyó en todas esas. Las únicas elecciones en las que nunca contribuyó, ni ninguna otra empresa brasileña contribuyó, fueron en la campaña de República Dominicana, que no tuvo ningún dinero de Odebrecht, y las campañas de Argentina, que hicimos tres o cuatro y no contribuyó en ninguna", aseguró Moura.

Moura agregó que: "En Dominicana nunca, nada y en Argentina nunca, nada", durante el interrogatorio, y de acuerdo con lo reseñado por el diario brasileño O Estado, cuyas declaraciones provocaron revuelos en República Dominicana.