AFP / Gerard Julien

Mariano Rajoy habla durante la entrevista con la AFP, el pasado 15 de febrero en el palacio de la Moncloa, en Madrid

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, admitió en una entrevista a la AFP no haber hablado con el presidente de EEUU, Donald Trump, del muro de separación que quiere levantar en la frontera con México, porque prefiere la diplomacia tranquila y discreta.

"No, yo no he hablado con el señor Trump del muro, he hablado de temas que me concernían a mí directamente", dijo el mandatario conservador.

"Fue el señor Trump el que me llamó y hablamos del Brexit, del futuro de la UE, y expliqué claramente mi posición. Hablamos del futuro de la economía española, del futuro de la economía estadounidense, él me habló de la situación de la economía estadounidense -insistió- y eso fue, fundamentalmente", añadió.

La ausencia de mención al tema candente de las relaciones entre EEUU y México, considerado en España un "país hermano", ha sido objeto de múltiples críticas, en especial por parte de los partidos de izquierda.

"Efectivamente, algunos me han criticado, pero yo les dije a los socialistas que estaba muy tranquilo porque, si ellos estuvieran ahora en el Gobierno, harían exactamente lo que yo estoy haciendo, que es defender nuestros intereses e intentar construir, y no crear problemas", argumentó el presidente del Gobierno.

AFP / Gerard Julien

Mariano Rajoy sonríe en el vestíbulo principal del palacio de la Moncloa, el pasado 15 de febrero en Madrid, durante una entrevista con la AFP

A Rajoy se le ha llegado a comparar con su antecesor y correligionario Jose María Aznar, aliado incondicional de EEUU cuando éste lanzó en 2003 una intervención militar en Irak, que otros aliados y la ONU no apoyaron.

"Fue una llamada en la que se manifestaba la voluntad de EEUU y de su presidente de tener una buena relación con nuestro país y yo creo que eso es muy positivo", argumentó Rajoy.

- Primer inversor extranjero -

"EEUU es el primer inversor extranjero en España. Ya vienen dos millones de turistas aquí... estamos juntos en la OTAN. Hay bases americanas en España. Colaboramos en la lucha contra el terrorismo. ¡Oiga! Hagamos unas relaciones internacionales para construir, porque, como las hagamos para destruirnos unos a otros, me parece que no elegimos el buen camino", dijo el presidente español.

"Mi experiencia de los años que llevo en política es que las cosas se resuelven mejor tranquila y discretamente, no televisándolas y sacando las reuniones en directo, ésa es mi experiencia... Comprendo que no tenga muchos incondicionales, pero ésa es la mía", apostilló.

AFP / Gerard Julien

Mariano Rajoy, durante la entrevista con la AFP el miércoles 15 de febrero en el palacio de la Moncloa, en Madrid

Mariano Rajoy abogó también por renovados esfuerzos para la adopción de un tratado de libre comercio entre EEUU y la Unión Europea (UE), aunque la tendencia del nuevo inquilino de la Casa Blanca es al proteccionismo.

"El libre comercio genera crecimiento económico, genera empleo y desde luego es el principal antídoto contra la pobreza. Y además que creo que esto se va a imponer al final en el mundo", dijo tras explicar que también esta entre sus prioridades la firma de un tratado de libre comercio entre la UE y el Mercosur.

"Ahora se acaba de cerrar definitivamente el tratado entre la Unión Europea y Canadá. Yo sigo siendo partidario y creo que se debe intentar el acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos. A algunos les parecerá muy difícil. Seguramente lo es, pero si no se intenta es mucho mas difícil", destacó.

Con EEUU quedará a su vez pendiente el tema de los gastos de defensa, ya que Trump exige de los europeos que inviertan más en ese rubro.

El jefe del Pentágono, James Mattis, advirtió el miércoles de que Estados Unidos puede "moderar su compromiso" con la OTAN si el resto de países no aumenta su gasto militar.

España gasta el 0,9% de su PIB en defensa y está muy lejos de esas exigencias, aunque se ha comprometido a alcanzar el 2% para 2024, como los demás aliados de la OTAN.

"Poco a poco iremos subiendo los gastos de defensa, pero cuando las circunstancias lo permitan", respondió Rajoy en la entrevista, sin querer asumir un compromiso temporal al respecto.

España, argumentó, aún tiene que hacer un gran esfuerzo de reducción de su déficit público para poder respetar las normas europeas, según las cuales no debe superar el 3% del PIB.

"Ahora estamos en el 4,6% y el año que viene tenemos un objetivo marcado del 3,1% por tanto hacer todo a la vez es difícil", explicó.