Por MAYOBANEX LAURENS

MAYOBANEX LAURENSmayolaurens@hotmail.com

Los gobiernos del PRD nunca han cumplido con las asignaciones de recursos al presupuesto de conformidad con lo establecido en las leyes que les son inherentes.

Por Mayobanex De Jesús Laurens

La dirección política del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), su candidato, Hipólito Mejía, sus "bocinas" esparcidas por todos los medios de comunicaciones y de instituciones de la llamada sociedad civil, han levantado una campaña de confusión con el presupuesto de la nación, elaborado para el año 2012.

Pretenden con la desinformación querer presentarse ellos como abanderados de lo que nunca han cumplido y defensores de lo que siempre violaron, como son las asignaciones del 5% del presupuesto a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y el 4% del Producto Interno Bruto para Educación.

Los perredeístas ahora alaban el Poder Judicial y hasta defienden que se les asigne una mayor partida presupuestaria, queriendo dejar entrever la falsa de que ellos sí cumplieron con dar a ese sector los recursos que requieren para afianzar sus instituciones.

La Ley 57-78, que establece que se asigne el 5% del presupuesto nacional a la UASD, data de 1961, y el actual rector de esa academia de estudios superiores, Mateo Aquino Febrillet, ha manifestado que esa institución ha dejado de percibir desde el 1966 unos 100 mil millones de pesos.

La Ley 66-97, en su Art. 197, establece que el gasto público anual en educación debe alcanzar en un período de dos años, a partir de la promulgación de esta ley, un mínimo de un dieciséis por ciento (16%), del gasto público total o un cuatro por ciento (4%) del producto bruto interno (PBI) estimado para el año corriente, escogiéndose el que fuere mayor de los dos, a partir del término de dicho período, estos valores deberán ser ajustados anualmente en una proporción no menor a la tasa anual de inflación, sin menoscabo de los incrementos progresivos correspondientes en términos de porcentaje del gasto público o del producto interno bruto (PBI).

Como podemos observar, ambas leyes son anteriores al último período de gobierno del Partido Revolucionario Dominicano, el cual encabezó el hoy candidato, ingeniero Rafael Hipólito Mejía Domínguez.

Según los registros que se dispone de su gestión de cuatro años de gobierno, el PRD nunca cumplió con asignar al presupuesto nacional lo contemplado en ambas leyes, muy a pesar de tener una mayoría absoluta en el Congreso, la cual impusieron para restablecer la reelección presidencial y permitir que Mejía vuelva a presentarse como candidato presidencial en las elecciones del 2004.

Después de la promulgación de la Ley 25-91, que crea la Ley Orgánica de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), han sido los gobiernos de Leonel Fernández los que mayores partidas presupuestaria han asignado a la misma. La gestión de Hipólito Mejía poco hizo para contribuir con su afianzamiento y modernización.

"Memoria contra el olvido", gritan los peledeístas, recordándole a los perredeístas que la cantaleta de presentarse como los ángeles guardianes de las leyes y defensores de una educación de calidad con mayor asignación presupuestaria nunca fue tarea de oficio de ellos, ni su estandarte de lucha.

No reconocer que han sido los gobiernos encabezados por el presidente Leonel Fernández los que más han invertido en la UASD, en la educación dominicana y en el Poder Judicial, no es más que una mezquindad política de sectores que se escudan en la llamada sociedad civil, pero que no son más que verdaderos activistas del PRD.