La crisis interna del Partido Revolucionario Dominicano tomó una nueva dimensión y se ha puesto al "rojo vivo" luego del desplante que le hizo Miguel Vargas al candidato presidencial de esa organización cuando éste último acudió a entregarle "una cartita" donde le implora y le pide encarecidamente su integración a la campaña electoral.

Alegando que desconocía la visita del "despersonalizado pretendiente", el presidente del PRD dijo que "en esos momentos estaba desayunando en su casa con dirigentes perredeístas del interior del país". La famosa misiva la recibió el Secretario General y el presidente en funciones del partido blanco señalando que "la ausencia de Miguel se debió a que el candidato Mejía decidió usar los canales institucionales".

La realidad es que la crisis que carcome al PRD en su cúpula y en su base es tan profunda que comienza a preocupar a los asesores del "desdoblado candidato presidencial", los cuales ven en la incorporación de Miguel y sus colaboradores la tabla de salvación del proyecto hipolitista, que en las últimas tres semanas viene cayendo de manera estrepitosa en las preferencias del electorado dominicano.

En el acto de juramentación de su comando de campaña el "enmascarado candidato presidencial" no pudo dar a conocer los miembros del mismo, limitándose a nombrar solo a su coordinador general. Lo trascendente e importante de la actividad no fue el discurso leído torpemente por el "camuflajeado aspirante", sino la triste ausencia del presidente del PRD que prefirió irse de "weekend" a la "Isla del Encanto".

La actitud de uno y otro denota que entre ambos existe una enemistad personal con heridas que no cicatrizarán jamás. Esto refleja además, la persistencia de serios problemas políticos que parecen no tener solución en lo inmediato. A partir del análisis de esa realidad se puede colegir que la dirección institucional del PRD, con Miguel Vargas a la cabeza, no asumirá el proyecto presidencial del "candidato del rostro tapao".

De acuerdo a informaciones fidedignas, ésta no es la primera carta que el "quiebra país" le escribe a Miguelito solicitándole que se incorpore a su campaña. De acuerdo a las "malas lenguas", ésta última tiene "huellas de humedad" y en la misma se describe con lujo de detalles el análisis de las últimas encuestas donde se refleja la tendencia hacia abajo del candidato del PRD y el aumento sostenido que experimentan Danilo y el PLD.

"A veces llegan cartas...te escribo y te sigues escondiendo...son palabras que no puedes pronunciar...es preferible no responder...estas cartas son por todas las ofensas que me has hecho...porque siempre te quejabas...cartas amarillas...donde me dices te extraño...que esperan respuesta...", esa es la triste controversia entre Hipólito y Miguel.

Santiago Rodríguez, R. D.

11 de septiembre del año 2011.