Definitivamente Danilo Medina será el Presidente de la Republica Dominicana a partir del 16 de agosto del año 2012. Esta afirmación está sustentada en lo ocurrido en el acto de proclamación de su candidatura donde quedó demostrada la férrea unidad del PLD, el firme compromiso político de su militancia y el incuestionable apoyo que brinda Leonel Fernández a este proyecto político.

La participación de delegaciones del interior y el exterior junto a representaciones de los partidos aliados y movimientos de apoyo fue suficiente para abarrotar las instalaciones que sirvieron de escenario al majestuoso evento que se convirtió en la celebración adelantada de la victoria de Danilo Medina y el Partido de la Liberación Dominicana.

La proclamación del más brillante y capacitado candidato presidencial dominicano demostró que el PLD no está durmiendo como creen sus adversarios del PRD. Una muestra de esto es el gran entusiasmo y la alegría contagiante que se observó en el rostro de la militancia peledeista que delirantemente cantó, bailó y aplaudió al ritmo de la música y los spots publicitarios alusivos al proyecto presidencial del partido morado.

El momento más conmovedor y emotivo del acto fue cuando Leonel y Danilo se confundieron en un abrazo de hermanos para dirigirse al centro del escenario tomados de las manos haciendo la señal del líder. Posteriormente, Medina recibió el diploma que lo acredita como candidato del Partido de la Liberación Dominicana y jura ante el presidente Fernández y los delegados presentes que ganará las elecciones nacionales del año que viene.

Danilo hizo el mejor discurso de su vida política. Generó efervescentes y prolongados aplausos mezclados con vítores espontáneos y contundentes manifestaciones de respaldo y apoyo en el transcurso de su brillante intervención la cual se caracterizó por el alto contenido de propuestas programáticas y críticas severas al candidato opositor sin nunca llamarle por su nombre.

Después de proclamar su candidato el PLD estará en las calles haciendo lo que sabe y ha demostrado que sabe hacer para ganar las elecciones. A cada uno de los peledeistas sin importar su jerarquía le corresponde junto a los partidos aliados y movimientos de apoyo implementar en su territorio el plan de trabajo electoral desarrollando simultáneamente acciones sociales y políticas que beneficien a todos los dominicanos y dominicanas sin importar su afiliación partidaria.

Se puede asegurar que no habrá un solo rincón del país donde no llegue la mano amiga y solidaria del PLD de Bosch, Leonel y Danilo. Lo más importante es usar la inteligencia política, tener presente que el "peligro blanco" acecha y dedicarse a tiempo completo a buscar los votos para ganar este proceso electoral en primera vuelta y así enterrar al "mal apodado candidato" del Partido Revolucionario Dominicano.

Este acto de proclamación demostró que no existe ni existirá ninguna razón para que Danilo y el PLD pierdan las elecciones. El mensaje de su liderazgo es muy claro y preciso. El apoyo de Leonel a Danilo es evidente y contundente. Cada quien debe asumir su responsabilidad y dedicarse a trabajar día y noche para retener el poder. Todas las condiciones están dadas para que el 16 de agosto del 2012 Danilo Medina sea juramentado como Presidente de la Republica Dominicana.

Santiago Rodríguez, R. D.

28 de agosto del año 2011.