Por Hector Olivo

En una reacción casi automática, el derrotado candidato en la contienda interna de su Partido, quien en medio de un conflicto interno reasumió la presidencia de dicha agrupación, afirmó que el discurso del presidente Leonel Fernández del pasado jueves, no llenó las expectativas del país.

Un agresivo plan de prensa logró colocar en minutos la reacción de quien se quiere proyectar como líder de la oposición a la presente gestión de gobierno, sin que sus estrategas y asesores se detuvieran a analizar o pensar en lo se ha dicho o planteado previo a sus pronunciamientos.

"No llenó las expectativas, dijo. Expectativas en el Diccionario Pequeño Larousse Ilustrado es ?estar atento para enterarse de algo cuando ocurra y obrar correspondientemente".

El contestario ¿estuvo atento? No lo aparenta, una reacción tan apresurada dice que la respuesta estaba prefabricada.

No dio tiempo al descalabrado equipo de economistas y asesores con lujosos sueldos, a contemplar los diferentes aspectos del discurso del Presidente Leonel Fernández.

El objetivo era una respuesta rápida para cumplir los propósitos de rivalizar con el Jefe del Estado y así ganar importancia. Una nueva acción politiquera, superficial.

La alocución del Presidente Leonel Fernández en la que anunció medidas para enfrentar los efectos locales de la crisis internacional de los precios del petróleo y los alimentos no llenó las expectativas que se forjó el señor autodenominado MVP, como clasifican los norteamericanos a los deportistas.

El Gobierno ha anunciado algunas medidas que van en la dirección de disminuir sus gastos en un 12 por ciento, lo que equivaldría a unos 25 mil millones de pesos según las estimaciones del gobernador del Banco Central. Con esto se responde a la petición de la propia oposición y de sectores del empresariado.

El presidente informa sobre los resultados de los planes en el sector eléctrico ahorrando el consumo de combustibles y completándolo al anunciar acciones concretas y realizables como la circulación interdiaria de vehículos, de la cual tenemos experiencia en el país, la transformación, en tiempo hábil, de la flota de transporte para consumir gas natural, declarando una emergencia para estimular las energías alternativas.

Para abaratar los costos de los productos de primera necesidad en las plazas agropecuarias instaladas o por instalar, se comercializará un combo de alimentos de la dieta del dominicano que llegará a bajos costos al tiempo de que servirá de incentivo a los pequeños y medianos productores, para que no sucumban ante el descalabro de los precios, fruto del alza del petróleo o de la materia prima.

Esto va acompañado de un programa social de amparo a madres embarazadas y a menores que complementaria los planes sociales puesto en practica por el gabinete social.

Las circunstancias obligan a los países del mundo a aplicar planes de austeridad que implican restricciones y cambios en el manejo de instituciones y en los estilos de vida.

Esperando los resultados de una consulta interna, el precandidato se adelanta a reaccionar al mensaje del Presidente Leonel Fernández , primero que todos, incluyendo al equipo mediático que le hace el juego, procurando actualidad y principalía y errando nuevamente en el tiro.

Las reacciones de la opinión pública, las iglesias, los actores económicos y los expertos, ha sido favorecer las medidas anunciadas, conscientes de que no hay otras salidas a una situación que nos viene de afuera y que golpea los países como los nuestros con economías interdependientes.

20 de marzo del 2011