1. Sorprende que la Cumbre sobre Haití se haya celebrado en Punta Cana, extremo opuesto a Puerto Príncipe donde sucedieron los hechos que la motivaron, no sólo geográficamente, sino contrastando las precarias condiciones de vida que atraviesan los afectados por el sismo del 12 de enero y sus secuelas con las opulencias del ?resort? donde se celebró. ¿Será por eso el desaire de dignatarios invitados, su deslucimiento y exclusión del país del organismo que administraría los programas y recursos para la reconstrucción de Haití?

2. El FMI se impresiona por nuestro crecimiento económico durante el 2010 cuando el gasto electoral y la demanda del mercado haitiano lo hacían previsible ¿No será una nueva manifestación que el FMI sigue viviendo a espaldas de las realidades y perspectivas de las naciones a las que por obligación constitutiva debe asistir o bien que actúa obedeciendo a los intereses de los denominados ?donantes? al margen de los intereses de los países desarrollados?

¿No estará repitiendo con el país los errores y omisiones que cometió al no preveer la crisis financiera en EEUU y al contribuir al ocultamiento o encubrimiento de la realidad de Grecia, desatando la crisis de la Eurozona por sus excesivos gastos y endeudamientos en ésta y otras naciones?

De ser así ¿Por que las instancias genuinamente interesadas en la suerte de la nación siguen corriendo el riesgo de someterse demasiado a sus dictámenes sin ponderar debidamente las secuelas sociales y políticas que pudieran ocasionar, como podría suceder cuando se destape esa caja de Pandora de gastos, y los financiamientos dejen de afluir por la incapacidad del gobierno de honrarlos, frente a demandas sociales y requerimientos de producción que desde hoy mismo ya no puede atender por destinar sus recaudaciones al pago de deudas? ¿Como es posible que el gobierno siga sometiendo préstamos, el congreso ratificándolos y los poderes fácticos y populares sigan reaccionando tan contemplativa y pasivamente

3. Mientras el gobierno gasta lo que no recauda financiándolo con deuda, a los ciudadanos les impone la práctica contraria por vía del tránsito bancario: congelar por 15 días laborables para que los trabajadores puedan gastar lo que han ganado y depositado en sus cuentas.

4. Mientras educación enarbola el ?mil por mil? avanzando en idiomas extranjeros, funcionarios y delegados electorales no saben el español escribir claramente ni en el sitio adecuado, ni sumar, hasta degradar el proceso electoral recientemente concluido con sus secuelas en el debilitamiento de la democracia.

5. Mientras la ley de licitaciones no la cumple la JCE, admitiéndolo específicamente, ejemplo de lo cual fue el delicado subproceso de impresión de boletas que no fueron sometidas a unas especificaciones uniformes, y si se sometieron su cumplimiento no se exigió al recibirlas, todo lo cual contribuyó a degradar y relajar el proceso electoral; otros organismos que ya no debieran existir según el mandato de su propia ley de creación como el FONPER, licitan prolijamente por todos los medios de prensa escrita la compra de un simple carrito.

6. Mientras IDAC pregona progreso, los pilotos se quejan del número de incidentes aéreos precursores de accidentes atribuyéndolo a la burocratización de los controladores de vuelos.

7. Mientras INDOTEL se envanece por nuevo prefijo (849) presentándolo como un signo de progreso los otros se encaminan a la obsolescencia pasiva al ser los prefijos preexistentes ? 809 y 829 - puestos fuera de circulación puesto que cada solicitud de un nuevo número o aparato no implica el retiro del anterior; nuestro INTERNET es calificado por instancias internacionales acreditadas como de los mas deficientes del mundo.

8. Mientras vivos no puedan visitar sus muertos en los cementerios so pena ser objeto de asaltos y atracos.

9. Mientras se someten expedientes después que abogados extranjeros recurren a retóricas para evadir cumplimiento de nuestras leyes sin ponderar los detalles de la terminología de las leyes extranjeras que interpretan términos como ?conspiración? de una manera muy distinta a como lo interpretamos los dominicanos.

10. Mientras el gobierno prohibe espectacularmente ciertos productos como ?La Flecha? sumándonos complacientemente a disposiciones norteamericanas adoptadas en el contexto de la guerra comercial con China y argumentando razones que los propios productores advierten en las prescripciones que acompañan el producto, otros medicamentos con peores consecuencias no solo siguen expidiéndose libérrimamente sin pregonándose masivamente en medios publicitarios.

Con incoherencias como estas no entendemos el ?progreso? que pregonan y enorgullece al funcionariado gubernamental y PLDista.