Sin darse cuenta, sin procurarlo; como resultado del comportamiento del PLD y el gobierno, y a pesar del erróneo accionar de la dirección reformista, el reformismo puede ser opción en el 2012. Pero para ello tiene que producir cambios radicales, de actitudes y procederes, de objetivos y línea política; brindando la Asamblea del PRSC del próximo domingo una oportunidad al respecto.

El comportamiento del partido de gobierno viabiliza esta posibilidad por los siguientes hechos:

? La imposibilidad de reelección consignada en la constitución actual y en la que se discute, así como el desinterés mostrado hasta ahora por el Presidente Fernández de intentarlo;

? Las discrepancias gubernamentales con el relevo natural del PLD, su antiguo brazo derecho, que ha llevado al gobernante a alentar a un con junto de ?presidenciables? ninguno de los cuales concitan apoyo mayoritario en la ciudadanía, especialmente entre los reformistas que han sido determinantes en los triunfos del PLD

? El exclusivismo de éste en su relación con el denominado Bloque Progresista,

? El forzoso empeño de relevar la figura de la primera dama, como candidata oficial mediante prácticas irrespetuosas y utilizando los recursos fiscales; como son los anuncios pagados con fondos públicos en los que aparece la candidata en forma mas destacada que el presidente mismo.

Pero sobre todo, la actitud del gobierno frente al deterioro económico, social, moral y político que estamos padeciendo:

? Las recaudaciones caen y las autoridades pretenden compensarlo con endeudamiento interno y externo en lugar de reducir y reorientar el gasto, sin que sea lo suficiente para eliminar el amenazante déficit fiscal;

? La inversión extranjera con la que el gobierno siempre ha cifrado las esperanzaras para compensar las contracciones en remesas, exportaciones y turismos, cae; y por ello el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos se mantiene latente.

? La producción sigue descuidada a pesar de una reducción oficial en los intereses que no llega plenamente a los agentes económicos, por los altos costos tributarios, de energía y transporte, y por falta de infraestructura estimuladora; manteniéndonos como economía de consumo de bienes importados alentada por acuerdos como el DR CAFTA;

? Los excesivos pagos en burocracia y subsidios privilegiados están creando una sociedad parasitaria.

? La paralización de obras gubernamentales, incluso para aquellas para los que obtuvo financiamiento, lo cual ha originado centenares de protestas para demandarlas sin que se perciba preocupación por defenderla;

? La depredación ambiental fomentada, tolerada y hasta practicada por el gobierno principalmente en torno a mantos acuíferos con disposiciones ambivalentes relacionados con el cauce de ríos y proyectos como los Haitises, y hasta en la deforestación, destrucción y poda de árboles aplicada por organismos gubernamentales que se entretienen sembrando arbolitos con mucha publicidad cuando deberían estar preservando lo que ya han crecido

? Y la poco convincente respuesta del gobierno frente a una corrupción que no se detiene en ninguna puerta; incluyendo la respuesta al incremento de tráficos humanos, armas, drogas y dinero que está provocando la inseguridad de nuestra ciudadanía.

Ante éste cuadro las perspectivas reformistas para el 2012 pueden convertirse en realidad, recayendo la opción primaria en el PRSC si es que cambia no solamente caras sino que fija con precisión y claridad su línea política, procurando hacerla explícita para convencer a la ciudadanía de que esta capaz de rectificar y entusiasmarla hasta recuperar su caudal electoral.

Esto implica abandonar la absurda línea de las alianzas con un PLD que la rechaza, aún cuando en lo personal, el Presidente Fernández siga considerando pertinente las relaciones con el reformismo.

Para ello la Asamblea del próximo domingo le brinda la oportunidad de escoge una dirección capaz de rectificar el comportamiento seguido durante los últimos años para lo cual tienen que brindar espacios de discusión para diseñar e implementar posiciones comunes que rompan con la proliferación de posiciones individualistas; ser colegiada e institucionalizada, unificadora y abierta, madura y reflexiva, creativa y con una inteligencia que rompa con la rutina y los moldes presentes; que actúe ?con el corazón ardiendo y la cabeza fría? como dijera en una ocasión Héctor Cornejo Chavez fundador de la democracia cristiana peruana.

Y actúe en función de intereses nacionales en lugar de particulares ? partidarios reductores de la capacidad de aprecio, respeto e influencia de quienes pretenden asumir roles de liderazgo nacional pero que con su comportamiento presente caerán en el desprecio, perderán influencia y sepultarán al PRSC.