PLD, Camacho y elecciones ADP

Por: Mayobanex De Jesús Laurens

Mientras el mundo se debate en un entorno global de crisis que obliga a las naciones pequeñas a reunir sus fuerzas vivas para dialogar  en búsqueda de propuestas que contribuyan a ayudarnos a navegar en medio del fuerte oleaje que transita por el océano de problemas, la vida de los partidos políticos debe continuar y prepararse para enfrentar los retos que tienen por delante.

El 25 de febrero del presente año serán celebradas elecciones de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), para elegir las nuevas juntas directivas que pasarán a comandar el gremio que agrupa a los docentes de la Secretaría de Estado de Educación. 

El Partido de la Liberación Dominicana presentará nuevamente como su carta de triunfo al licenciado Radhamés Camacho, prominente miembro del comité político de esa organización partidaria y coordinador de la corriente magisterial Eugenio María de Hostos , la cual lo postula para la presidencia de la ADP.

Ya en dos anteriores ocasiones, Radhamés Camacho había intentado alcanzar la presidencia del gremio magisterial, pero en ambas oportunidades los conflictos internos de su partido y las diferencias de los maestros de la corriente que representa habían provocado las derrotas sufridas.

Esta vez, como forma de garantizar la unidad de los miembros de la corriente magisterial Eugenio María de Hostos y de todos los docentes ligados a la organización oficialista, el comité político del Partido de la Liberación Dominicana ha decidido manifestar el apoyo público a Camacho.

Lo anterior tiene una gran significación para el Partido de la Liberación Dominicana. Radhamés Camacho es un alto dirigente del PLD. Esa organización política necesita tener el control del gremio magisterial para garantizar la docencia en los planteles escolares y contribuir a elevar la calidad de la docencia en la República Dominicana. Pero además, no puede darse el lujo de permitir que su candidato pierda ante el candidato o la candidata que presente el Partido Revolucionario Dominicano.

Las elecciones de la ADP se escenificarán como un duelo de titanes de dos partidos por el control del gremio magisterial. También serán ventiladas como el preámbulo de las elecciones congresuales y municipales del 2010. La militancia de ambos partidos se meterá de lleno en el proceso de promoción, organización de actividades y en el contacto con los profesores, para procurar adhesión para su candidato.

Dada la importancia de ese proceso eleccionario, la alta dirección política del Partido de la Liberación Dominicana, su secretaría de asuntos magisteriales y la secretaría  general de la organización morada, deberán hacer convocatorias de asambleas en todas las provincias y municipios del país, arengadas por altos dirigentes de sus comités central y político, de tal  forme que motiven a los profesores a votar por Camacho.

Hay que evitar divisiones en la corriente magisterial Eugenio María de Hostos que conlleven a que miembros docentes del PLD estén figurando en planchas distintas de las propuestas por el partido y la corriente magisterial, o que se dediquen a llamar a votar por otros candidatos en sus municipios.