Constitución transparente; país que progresa

Por:  Fernando Puesán

Desde la creación del mundo las violaciones a las leyes de parte del hombre han sido infinitas.   Tenemos presente que segun la Biblia, Dios creo el Paraíso Terrenal, para que el hombre creado a su imagen y semejanza, viviera una vida placentera y sin preocupación ninguna, la única condición que le impuso fue que no comiera los frutos del árbol prohíbido o sería castigado.

La creación humana en aquel entonces se llamaban Adán y Eva, y  apareció la culebra que comenzó a adularlos, a decirles, que comieran los frutos del árbol prohíbido por Dios, que serían como dioses conocedores de todo, del bien y del mal y cedieron a la tentación y por esa acción fueron desterrados del Paraíso.  Las leyes de Dios son transparentes y fueron aplicadas a los violadores y ahora nos estamos enfrentando a las consecuencias.

¿Existe diferencia entre las causas por las que fueron expulsados del Paraiso Adán y Eva y lo que ocurre en latinoamérica en pleno  siglo veinte y uno?  La diferencia existe, las leyes de Dios son clara y duradera, mientras que las constituciones en latinoamérica son confusas y  de difícil aprendizaje por la poca publicidad que reciben y por la facilidad que se tiene de cambiarlas para adecuarlas a los presidentes de turno.

Donde no existe diferencia es que en la actualidad el entorno de los presidentes de latinoamérica sustituyó a  la culebra del Paraíso, y se encarga de realizar la función de: “presidente, usted es insustituible, este pueblo no se puede desarrollar sin usted, usted es muy joven para que se retire, etc...y ellos (los presidentes) se olvidan de quienes  eran antes de llegar al poder y proceden a cambiar la Constitución y esto trae efecto negativo en el desarrollo social, político y económico. 

El Presidente Dr. Leonel Fernández  concluyó su discurso sobre la crisis de la siguiente manera: “hace falta actuar unidos como nación para salir airoso de los desafios”; es decir, el gobierno necesita de un gran pacto con las clases políticas y sociales para superar la crisis. Para nadie es un secreto que los políticos prefieren practicar el “abajo el que sube”, aunque tengan que coincidir con fuerzas extranjeras en detrimento de la nación,  por el temor que se tiene de que si ayudan a que las cosas marchen bien,  el que está en el poder se quiere quedar con el santo y la limosna.

Una Constitución clara permite que los miembros de la sociedad se pongan de acuerdo.  Ejemplo, Barack Obama, presidente electo en Los Estados Unidos,  está seleccionando a los mejores líderes de su partido y de la oposición y  están dispuesto a enfrentar la crisis que agobia la nación.  La  Constitución de EEUU que lleva mucho tiempo de uso, hay un artículo que nos dice que Barack Obama, tiene derecho a un periodo más, si es  elegido por el pueblo.  Y esto significa que sería jubilado a los 54 años de edad,  no importa que llueva, truene o ventee.