Diariodominicano.com

EN PRIMERA FILA.

EL CORONA VIRUS

Mario Rivadulla

El país acaba de registrar su primer y hasta ahora único caso confirmado de corona virus. Se trata de un turista italiano, alojado en un hotel de la región este, que una vez sometido a pruebas de laboratorio arrojó positivo y al que se aplicó el protocolo establecido para enfrentar el riesgo de expansión del contagio. El mismo fue llevado al hospital Ramón de Luna, habilitado para fines de cuarentena, donde quedó recluido.

Al parecer, hasta ahora, se mantiene estable y sin evidencias de riesgo de muerte. De señalar que fuera de China Continental, donde apareció el virus y del continente asiático, Italia es el país que más casos registra de personas infectadas y de muertes por el contagio.

Ahora bien. No es cuestión de montar en pánico, ni mucho menos. Ya estamos viendo en calles y negocios, sobre todo de mucha afluencia pública, numerosas personas portando la clásica mascarilla, quizás un tanto prematuramente, lo cual no es de criticar en modo alguno.

Frente a situaciones de esta naturaleza es mejor pecar por exceso de prudencia que por falta de ella. De hecho se reporta que ya el inventario de mascarillas prácticamente se ha agotado en las farmacias, por lo que sería conveniente que las autoridades tomaran nota y dispusieran la inmediata adquisición de las mismas, ya sea aquí, si se fabrican en el país, ya en el mercado internacional.

Ahora bien...¿hasta donde es de grave el contagio? Tanto el ministro de Salud Pública como el reconocido infectólogo Jesús Feris Iglesias, que dicho sea de paso es un destacado dirigente del PRM, coinciden en señalar el nivel de peligrosidad del coronavirus y de riesgo de letalidad o sea de muerte que representa, así como las medidas aconsejables a la población para crear un cerco propio natural de prevención.

En cuanto a lo primero, ambos coinciden en señalar que el índice de muerte en el coronavirus hasta ahora ronda el 2 por ciento de los casos, en su mayoría de personas de edad avanzada y en precarias condiciones pre-existentes de salud, y por consiguiente con sus defensas naturales disminuidas. En el 80 por ciento de los afectados, los síntomas y la recuperación corresponden a los de una gripe banal. Feris Iglesias, con amplia experiencia sobre el tema y amplia capacidad para su manejo, recuerda que la mortalidad del brote de Coronavirus, o Covid-19, resulta muy inferior al de la epidemia de sarampión que tan solo en el año 2016 causó la muerte de casi 90 mil personas. Mas reciente, este año el virus de la influenza ha afectado a más de dos millones de estadounidenses

causando la muerte de casi 90 mil.

En cuanto a las medidas que toca asumir la población son de elemental higiene y educación: toser o expectorar cubriéndose la nariz con las manos o hacerlo en el codo con el brazo contraído, no frecuentar sin necesidad los lugares públicos; cuidarse de que no le tosan de cerca; lavarse las manos frotándoselas por uno o dos minutos, sobre todo cuando llega de la calle a su hogar, y frente a los primeros síntomas de gripe no dejar para mañana la visita al médico para descartar que pueda haberse contagiado, o de lo contrario, atajar a tiempo la enfermedad.

Finalmente, y esto, insistimos es lo más importante: ni entrar ni alentar el pánico, por demás injustificado y que enturbia la capacidad de razonamiento, y guiarse estrictamente por las informaciones que provengan de las autoridades de Salud Pública y a través de los canales de comunicación social reconocidos, y en modo alguno por las redes sociales, donde lamentablemente nunca faltan elementos irresponsables especializados en la práctica canallesca de difundir noticias falsas que carecen de veracidad, confunden y siembran temor y desconcierto en quienes las leen y luego las ponen a correr más adelante sirviéndoles de ingenua caja de caja de resonancia.