EN PRIMERA FILA.

LOS 18 AÑOS DE LA DIDA

Mario Rivadulla

La DIDA está de cumpleaños. El departamento de Información y Defensa de los Afiliados a la Seguridad Social, celebra hoy 18 años de ininterrumpida e intensa labor. Para conmemorarlo se llevó a cabo un encuentro matutino en un conocido hotel de la capital, durante el cual se proyectó un documental de referencia histórica, relatando de año en año, en el curso de estos dieciocho, sus avances y logros.

Han sido dieciocho años de intensa labor y absoluta dedicación. Contando con un personal altamente capacitado, con completo dominio de la ley que creó y establece las normas que rigen el sistema y una dedicada vocación de entrega, no obstante disponer de un muy limitado presupuesto, trabajando como se dice popularmente "a mano pelada", la DIDA exhibe una envidiable trayectoria de servicio.

Cientos de miles de casos atendidos durante estos dieciocho años: consultas, denuncias, quejas, solicitudes de asistencia legal, sobre todo en el área de la salud, no obstante disponer de un estrecho marco legal que limita su radio de acción, la DIDA muestra un envidiable récord de soluciones a favor de los asegurados que supera el 98 por ciento. Y en la medición de los distintos índices establecidos para determinar la eficiencia de un organismo, todos oscilan entre el 95 y casi el 100 por ciento, entre estos el nivel de satisfacción de los asegurados.

Pero no ha sido la labor del organismo de simple consulta y gestión. A sus esfuerzos y recomendaciones se deben en gran parte los avances que en el curso del tiempo se han ido incorporando al sistema como beneficios a favor de los afiliados. Entre estos, por citar solo los mas significativos, obligados por la limitación del tiempo y el espacio, vale mencionar el aumento de cobertura por enfermedades catastróficas a un millón de pesos por año y por evento, y el de los recién nacidos; la ampliación de la licencia pre y post-natal a favor de las parturientas; la ampliación del manual de procedimientos y medicamentos así como la cobertura de estos incrementada de 3 a 8 mil pesos anuales.

En un breve esbozo del futuro inmediato, la directora general de la DIDA, Nélsida Marmolejos, hizo resaltar entre otras modificaciones del proyecto de ley de reforma del sistema elaborado por la comisión bicameral presidida por el senador mocano José Rafael Vargas, recién aprobado en la Cámara Alta, la que concede autonomía y personalidad propia a la DIDA así como mayores recursos lo que le permitirá ampliar su red de valiosos servicios.

Hubo también en la actividad entrega de reconocimientos comenzando por el Presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, a quien en sus inicios correspondió la delicada tarea de señalar las personas más adecuadas para ocupar las posiciones directrices. Según explicó lo que hizo al margen de todo partidarismo político, no obstante ser por entonces un destacado dirigente del PRD. Resaltan dos de esas designaciones: la del Tesorero Henry Sadhalá y la sindicalista Nélsida Marmolejos como Directora General, ambos en posesión y desempeño de sus cargos.

En el orden personal debemos agradecer la distinción que se nos confirió al igual que a los destacados colegas comunicadores Juan Bolívar Diaz, Huchi Lora y Julio Hazim por el merecido y sostenido respaldo que hemos brindado al trabajo de la DIDA. De igual modo a las hermosas y talentosas reporteras y redactoras que cubren el área noticiosa de la salud por la acogida que siempre han dado a las informaciones del organismo.

Para nosotros, al igual que estoy seguro para todos ellos, es un honor la oportunidad de apoyar el trabajo de la DIDA, y como afiliados a la Seguridad Social un motivo de profundo agradecimiento por el inapreciable servicio de orientación y defensa que nos brinda y del que resultamos beneficiarios.