Por Narciso Isa Conde

Al negocio corrupto y corruptor de la política se le ha agregado una tragicomedia de mala calidad y baja credibilidad. Ambos fenómenos superpuestos han crecido de manera incontenible en el curso de la decadencia de una claque político-empresarial a la que no le cabe más descredito, sin que todavía haya podido ser desplazada de los resortes del poder.

A la luz de la reciente investigación del Informe de Alicia Ortega sobre contratos de asfaltado de calles a cargo de un Penco llamado Gonzalo, el referido personaje declaró que ahora comenzó a entender "por qué empresarios exitosos se resisten a meterse en política".

Al parecer habló impactado por lo mal que le está yendo en la carrera de relevo de Danilo a pesar de lo bien que le ha ido en los siete años anteriores, combinando y traficando con ambos negocios. Pero es que algún día debe irle mal a los que son tan "gandío".

El espectáculo, sin embargo, no se quedó ahí. A seguidas Leonel, haciendo el papel de León desmelenado, exigió investigar a Gonzalo más allá de lo denunciado; olvidando que si aquel tiene su Penco, él tiene su Diandy, con Metrico y 24 empresitas carpetas incluidas, también develadas por Alicia en el País de las Maravillas moradas.

Investigar al otro es un verbo siempre interesante. Al Penco sí, a Diandy no...pero tampoco a su PEME, Sun Land, Súpertucanos... ni a las Alcancías del Gato Félix, ni a las cajas fuertes que ruan, ni a la mafia del CEA o del Gas propano, ni a lo que le tocó de Odebrecht, ni a los pagos de contratistas a FUNGLODE, ni a sus narco-generales...

Investigar a los suyos es un verbo olvidado hasta por sus nuevos aliados del PRM y comparsa. Lo que pasó no pasó. El León es casi un Juan Bosch: ni mató, ni robó. No gobernó. No fue el fundador de la corporación corrupta PLD. No privatizó. Nunca compró partido alguno. Ni está asociado a un montón de ex generales enriquecidos al vapor. Esta más libre de pecados que sus Vinchos, Quique, Rogelio, Peña Guaba, Peñita y su petede.

Es cuestión de compartir la oposición con el PLD de Leonel mientras el PLD de Danilo gobierna, diversificar el robo en el Congreso y el Estado, e impedir que los padrinos del Penco se queden con todo. ¡Democratizar, en fin, la corrupción para evitar que no se derrumbe su "democracia", instados por CONEP a mantener "la estabilidad" de este País de las Maravillas.