Diariodominicano.com

FRANKLIN ALMEYDA RANCIER

El porcentaje de participación del electorado, en las primarias a celebrarse el 6 de octubre, será una fiesta de la democracia. La encuesta ordenada por CDN y realizada por New Link, el 16 de agosto, con una muestra telefónica de 11 mil consultados, arroja un 56.8% de concurrentes a votar.

Significa una participación de 4 millones, 203 mil, 200 sufragantes. Esa encuesta revela que el 51% votaría por el PLD; es decir, 2 millones, 563 mil 952. En cambio, por el PRM el 38%; es decir, 1 millón 597 mil 216.

El porcentaje de participación crece según la edad, desde los 24-34 años a 57.3% y los 35-44 a 61%, de los 45-54 a 62.6%. Es evidente que para los centennials reviste de menor importancia que para los milennias.

La encuestadora Mercanalis CPI, realizó una encuesta con 1,224 muestras, de +/- 2.8% a un nivel de confianza de 95%, para agosto.

Sus resultados arrojan 67% Leonel Fernández y 11% Gonzalo Castillo. A dirigentes del PLD, con tradición política, fueron llevados a un cerco que limitó sus crecimientos. Esta investigación cuantitativa coloca a Andrés Navarro, con un 3.2% de las preferencias, Francisco Domínguez Brito con un 2.3%, el presidente del Senado y Secretario General, Reinaldo Pared, un 1.6% de las preferencias, Manuel Crespo y Radhamés Segura, 0.4% cada uno; 0.3% Maritza Hernández empatada con Carlos Amarante, y más abajo del sotano Temístocles Montás alcanzó un 0.2%.

Entre todos suman 8.7%, llamados a ser reducidos ante la polarización de un candidato apoyado por la fuerza del pueblo y otro forzado por el autoritarismo desde el gobierno, lo que le sumaría una proporción a los porcentajes necesarios a Leonel Fernández para sobrepasar el 70%.

Lo interesante es que los millennialls marcarán la diferencia y ellos han identificado al Dr. Leonel Fernández como la expresión de una causa nacional de revalorización de la democracia y la convivencia civilizada, esperanza de progreso y de probada confíabilidad. Se trata de una figura con perfil de Estado debidamente comprobado.

Su alcance sobrepasa los límites partidarios y por su reciente lucha por hacer valer la Constitución y ser garante de ella, se ha constituido en símbolo electoral para una diversidad social y política de amplio margen.

Definitivamente las primarias a celebrarse el 6 de octubre, constituye un evento sin referentes en América Latina. De esas primarias saldrán dos candidatos, uno de ellos del PLD, organización con un posicionamiento de un 51.3% de los electores, contra un 33.6% que se inclina por el PRM.

Se dice que el PRD podría favorecer al candidato opuesto al Dr. Fernández, pero su aporte sería tan insignificante, por ser de un 3. 1%; eso si fuere que todos sus simpatizantes accedieran a votar por mandato de la cúpula de esa organizción.

Los intentos con intenciones de cerrarle el paso al Dr. Fernández, están llamados a sucumbir, porque le protege su aura, para que el pueblo dominicano lo desagravie ante su entereza demostrada y capacidad de relacionarse con madurez y respeto, aún ante quienes amargaron sus propios corazones buscando ofenderlo

El proceso conduce a decantar perturbaciones y a colocar en la cúpula de la pirámide de social, los ejes de transparencia, ejercicio de derechos y consolidación del tejido social del país.

El autor es miembro del CP del PLD, ex Ministro de Interior y ex Rector de la UASD.