EL TIRO RAPIDO

APRENDER INGLES

Mario Rivadulla

En semanas recientes, conversando con la licenciada Luisa Fernández, directora general del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación, nos hizo especial énfasis en la importancia que en su desarrollo representan las empresas de call center, ofreciéndonos una apretada pero ilustrativa explicación del trabajo que llevan a cabo.

A diferencia de lo que pudiera pensarse en una apreciación superficial como un simple centro de recepción de llamadas, su mecánica operativa ofrece la más amplia variedad de valiosos servicios prestados a través del sistema desde evacuar consultas de carácter técnico hasta ofrecer respuestas y soluciones a variadas situaciones y emergencias de salud.

Dada la importancia de la labor que llevan a cabo previamente el personal contratado tiene que ser sometido a un riguroso entrenamiento que toma varias semanas a partir de los requisitos primarios: ser mayor de edad y poseer dominio del idioma Inglés.

Ahora el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA) José Manuel Torres traduce esa importancia en cifras concretas que divulga el "Diario Libre" en un reportaje que calza la firma de Joaquín Caraballo.

Al presente las zonas francas del país acogen setenta empresas de call center, que representan más de la décima parte del total de la matrícula de las establecidas. Siete de cada diez operan en el Gran Santo Domingo y las otras tres de cada diez en Santiago. De acuerdo a los reportes del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación aportan cerca de mil 800 millones de pesos anuales a la economía local por concepto de electricidad, agua, telecomunicación, Infotep y Seguridad Social.

Los centros de llamadas generan 23 mil empleos directos, de los cuales un 41 por ciento corresponden a mujeres y el 59 por ciento restante son ocupados por hombres. El salario de entrada oscila entre 25 y 27 mil pesos mensuales, suma a la que se agregan otros incentivos. Adicionalmente se estima que dan origen a otros 20 mil empleos indirectos.

Pero si estas cifras resultan significativas mucho más lo es el potencial de desarrollo de los call center que según afirma el vicepresidente de ADOZONA, partiendo de su dinámico ritmo de crecimiento pudieran generar hasta sesenta mil nuevos empleos en los próximos cinco años.

Ahora bien: para poder aprovechar esa oportunidad de empleo estable el requerimiento principal es el dominio del idioma Inglés. Esto ya de por sí, tal como hemos dicho en otras ocasiones constituye casi una profesión por si misma. Hoy por hoy, el Inglés resulta un herramienta fundamental, una especie de llave que abre las puertas a mayores oportunidades de trabajo mejor remunerado.

En este mundo globalizado donde la economía y el comercio son los factores dominantes, hablar Inglés resulta indispensable. Los chinos siempre tan previsores lo han entendido a cabalidad. En Taiwán desde mucho antes. Y hoy en China Continental el Inglés se ha convertido en el segundo idioma de enseñanza obligatoria en las escuelas. Al presente se estima en unos trescientos millones la cantidad de chinos que lo estudian.

Aquí con mas razón y sobrados motivos debíamos imitar el ejemplo. A la oportunidad que abriría el crecimiento de los call center se suman muchas otras actividades que requieren el uso del Inglés, por lo que la enseñanza del mismo con profesores calificados y modernos sistemas que faciliten su aprendizaje debiera considerarse un prioridad de nuestro sistema educativo.