Activación de los frentes de masas en el PLD

Por: Mayobanex De Jesús Laurens

Las incertidumbres globales se ciernen sobre todas las economías del mundo. Los altos precios del petróleo y los alimentos ponen las naciones en apuros. Se reportan paros de camioneros, cacerolazos, huelgas de agricultores y  otros tipos de manifestaciones de protestas de los afectados por la situación económica mundial.

Un dólar débil empujando al Euro. Crisis inmobiliaria que se extrapola a todos los mercados financieros. Corrida en  las bolsas de valores con los fondos de pensiones y jubilaciones de los bancos de inversiones, para comprar a futuro facturas de petróleo y hacer el gran negocio. Naciones destinando parte de sus tierras a  sembrar productos que sirven de materia prima a la fabricación de Etanol para poder  enfrentar la crisis petrolera. Todo ello empujando la crisis global.

El impacto económico comienza a sentirse en la República Dominicana. Fuertes subidas especulativas y por asuntos de costos se dan en los alimentos. Los precios de los combustibles se hacen insostenibles. El sistema financiero busca resguardarse incrementando las tasas de interés activas y pasivas. El presidente Fernández monitorea la situación y reúne en sesión permanente sus equipos económicos, agropecuarios y energéticos; a la vez que pide a las grandes naciones la creación de un fondo de solidaridad para enfrentar la crisis mundial.

En pocos días habrá un reencuentro de la oposición política con los grupos populares coincidiendo en acciones de protestas en las calles. No importa cuantas explicaciones se den de los factores externos incidentes en la crisis, ellos empujarán los movimientos de protestas buscando capitalizar para mermar la popularidad del gobierno, de sus funcionarios y del partido oficialista, de cara a las elecciones del 2010.

Mientras se gobierna y  se buscan alternativas a la grave situación interna y externa que tenemos por delante, el hecho de perder el control de los frentes de masas que inciden en la sociedad dominicana podría ser peligroso para el mantenimiento de la gobernabilidad en la presente gestión de gobierno que encabeza el doctor Leonel Fernández Reyna.

Hoy más que nunca, el Partido de la Liberación Dominicana debe abocarse de inmediato a elaborar un plan de rescate de los frentes de masas para tener una participación importante en los mismos, buscando con ello garantizar el apoyo al gobierno ante futuros movimientos de protestas.

La secretaría de asuntos profesionales y gremiales del PLD  debe de activarse cuanto antes, elaborar un plan de trabajo y comenzar los contactos con  los sectores magisteriales, choferiles, médicos, estudiantiles, de juntas de vecinos, comerciales, empresariales, agropecuarios y de otras áreas que inciden en la llamada sociedad civil.