Amy Goodman y Denis Moynihan

Muchas personas osaron tener la esperanza, tras la elección de Barack Obama en 2008, de que Estados Unidos podría algún día entrar en una "era pos-racial". Ocho años después, la elección de Donald Trump para el mismo cargo demostró, lamentablemente, que el flagelo del racismo sigue vivito y coleando en el país. Michael Cohen, ex abogado personal de Trump, describió el profundo racismo del presidente estadounidense cuando testificó ante el Congreso el miércoles. Cualquier intento de curar las profundas heridas del racismo que afectan al país debe incluir un desafío directo hacia Donald Trump, nuestro "racista en jefe".

Casi al inicio de su declaración ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes estadounidense, Michael Cohen dijo sobre Trump: "Sé lo que es el señor Trump. Es un racista, un estafador, un tramposo. El país ha visto al señor Trump cortejar a los supremacistas blancos y a los extremistas. Ustedes lo han escuchado llamar "países de m**" a los países más pobres. En privado es aún peor. Una vez me preguntó si podía nombrarle un país gobernado por una persona negra que no fuera un ?país de m**?. Esto fue cuando Barack Obama era presidente de Estados Unidos".

Cohen prosiguió: "Una vez que estábamos manejando en Chicago por un vecindario empobrecido, [Trump] comentó que solo los negros podían vivir de esa forma. Y me dijo que las personas negras nunca lo votarían porque eran demasiado estúpidas".

La síntesis descriptiva de Cohen resulta bastante condenatoria, pero el historial de racismo de Trump es mucho más extenso. El miércoles, el presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por su sigla en inglés), Derrick Johnson, declaró: "La presidencia de Trump y toda su carrera han sido una afrenta a los derechos civiles, por lo que no hay nada sorprendente en el testimonio de Michael Cohen sobre una persona que históricamente ha racializado y estigmatizado a los que lo rodean. Desde sus prácticas racistas en torno a la vivienda a su demonización del grupo de los Cinco del Central Park, sus acusaciones contra el verdadero lugar de nacimiento del expresidente Obama y la creación de refugios para los supremacistas blancos, todo esto proyecta las acciones y la personalidad de un mentiroso y un racista".

La discriminación en relación con la vivienda que menciona Johnson refiere a una demanda federal de 1973 contra Donald Trump y su padre, Fred Trump, por discriminar a los afroestadounidenses que buscaban apartamentos. A principios de la década de 1990, en sus intentos de bloquear los casinos tribales que competirían con sus emprendimientos fallidos en Atlantic City, Trump atacó a los indígenas norteamericanos, cuestionando su ascendencia. Instó agresivamente a la restauración de la pena de muerte en Nueva York luego de que cinco jóvenes de color fueran acusados ??de violar a una mujer blanca en el caso de los Cinco del Central Park. Los cinco jóvenes fueron encarcelados durante años pero finalmente sus sentencias fueron anuladas cuando se identificó al verdadero culpable. La ciudad de Nueva York les otorgó más de 40 millones de dólares en reparación por los daños. Trump insiste hasta el día de hoy en que son culpables.

Trump lanzó su campaña presidencial en 2015 calificando a los mexicanos de asesinos y violadores: "Cuando México envía a su gente, no envía a los mejores. No los envían a ustedes. Envían a gente que tiene muchos problemas y que trae esos problemas consigo. Traen drogas, traen crímenes, traen violaciones. Y algunos, supongo, serán buenas personas". La demonización y persecución de los centroamericanos que huyen de la violencia se ha transformado en un pilar de sus xenófobas políticas de inmigración, que incluyen la construcción de un muro a lo largo de la frontera sur del país. A poco de asumir como presidente, rápidamente intentó implementar una prohibición de ingreso al país a ciudadanos de varios países musulmanes. Finalmente se le permitió imponer una versión diluida de esta política después de que la Corte Suprema fallara a su favor.

Un aliado de Trump en el Comité de Supervisión, el republicano Mark Meadows, tenía sentada en silencio detrás de él a la funcionaria del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano Lynne Patton, una mujer afroestadounidense que anteriormente trabajaba como organizadora de fiestas en la Organización Trump, como un testimonio vivo de que Trump no podría ser un racista. Dos mujeres de color que integran el comité, las demócratas Ayanna Pressley y Rashida Tlaib, denunciaron la maniobra de Meadows. Tlaib sostuvo: "El hecho de que alguien use como recurso a una mujer negra en esta cámara, en este comité, es un hecho racista en sí mismo"

Febrero es el Mes de la Historia de los Negros y este año, 2019, se cumplen 400 años desde que los primeros africanos secuestrados de sus países de origen fueron llevados por la fuerza a las costas de América del Norte para una vida de esclavitud. El legendario abolicionista Frederick Douglass, que logró escapar de la esclavitud en 1838, nació en febrero de 1818. Malcolm X fue asesinado el 21 de febrero de 1965. El adolescente afroestadounidense Trayvon Martin, de 17 años de edad, fue asesinado el 26 de febrero de 2012. El mes más corto del año está dedicado a esta increíblemente larga y dolorosa historia.

Este mes, el equipo de Democracy Now! visitó el Museo del Legado en Montgomery, Alabama, que cuenta con un museo histórico y, en el exterior, un monumento para recordar a las víctimas de los linchamientos. Estos dos sitios transmiten la enormidad y el alcance de los crímenes cometidos contra los africanos traídos aquí contra su voluntad, así como los crímenes perpetrados contra sus descendientes afroestadounidenses. Desde la esclavitud, pasando por Jim Crow y los linchamientos, hasta el encarcelamiento masivo, esta historia es reflejada en su cruda brutalidad. Pero la resistencia al racismo también ha sido una constante a lo largo de la historia de Estados Unidos y debe ser parte de nuestro trabajo diario, donde sea que lo encontremos; en nuestras comunidades, en el Congreso o en la Oficina Oval.

Columna01 DE MARZO DE 2019

Column default

EscucheOtros formatos

Estas noticias son patrocinadas por nuestra audiencia.

DONAR

© 2019 Amy Goodman

Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.