Manuel Díaz Aponte

Si colocamos en una balanza la visión ideológica del general argentino Juan Domingo Perón; el teniente coronel venezolano Hugo Chávez Frías y el ex capitán del ejército y actual presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ¿cuáles rasgos comunes podemos encontrar?

Tres personalidades con características similares en cuanto a que se formaron en los recintos militares y progresivamente fueron ocupando posiciones públicas importantes, hasta alcanzar el solio presidencial en sus respectivos países.

Los separan por supuesto, el tiempo y la distancia en que comenzaron a trascender en sus naciones de origen, en el extenso y hermoso Sur de América.

Perón, nació el 8 de octubre de 1895 en la localidad de Lobos, provincia de Buenos Aires, Argentina, y a los trece años ingresó en el Colegio Militar de la Nación, alcanzando el grado de subteniente de infantería.

Hacia (1939-1941) ocupó el cargo de agregado militar de Argentina en la Italia de Benito Mussolini, donde creció su admiración con el régimen fascista europeo, el cual definió como "un ensayo de socialismo nacional, ni marxista ni dogmático".

El peronismo fue su creación política más impactante que sigue teniendo vigencia y predominio en Argentina, y que fue influenciado por diversas corrientes del pensamiento entre ellas, el nacionalismo católico, el falangismo español, el fascismo y el socialismo.

El presidente Domingo Perón dirigió Argentina desde el 4 de junio de 1946 hasta el 4 de junio de 1955. Desde el poder, adoptó políticas públicas para transformar la vida de la clase trabajadora en sus tres mandatos. Su primera elección la obtuvo con el 56% del sufragio popular.

Tenía descendencia italiana y británica y estuvo casado con la actriz Eva María Duarte (Evita Perón).

Chávez Frías

Fue un personaje excepcional, de gran carisma y carácter emotivo, que salió de las filas del Ejército Nacional de Venezuela para abrazar la política y el poder hasta su muerte. Dos de sus principales ídolos e inspiradores fueron el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz y el legendario guerrillero argentino Ernesto-Che-Guevara.

Hugo Rafael Chávez Frías gobernó Venezuela desde el 2 de febrero de 1999 hasta su muerte en 2013. Como político fundó el Movimiento Quinta República en 1997 hasta transformarse en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en 2007.

La abuela del extinto líder venezolano, Rosa Inés Chávez, era descendiente indígena.

Durante sus mandatos gubernamentales Chávez Frías se ocupó de las comunidades indígenas así como de los grupos sociales más empobrecidos de Venezuela.

Y en la convocatoria a la Constituyente tras arribar al poder en 1999, logró que por primera vez los indígenas tuvieran representación parlamentaria y se incluyera explícitamente en la nueva Carta Magna el reconocimiento de los derechos indígenas y se procediera a redactar leyes que reivindicaran sus demarcaciones territoriales, sus lenguas y culturas.

"Las Venas Abiertas de América Latina", obra del escritor uruguayo Eduardo Galeano, donde retrata la explotación del continente americano tras la llegada de los europeos a esta región, era uno de los libros favoritos del presidente Chávez.

De hecho, le regaló un ejemplar de la obra al entonces presidente estadounidense Barack Obama, durante la V Cumbre de Las Américas, efectuada en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago en 2009.

Jair Messias Bolsonaro

Sus ancestros provienen de Anguillara Veneta, provincia de Padua, en el norte de Italia, y allí nació Vittorio Bolzonaro (con z), bisabuelo del gobernante brasileiro.

Vittorio emigró a Brasil en abril de 1888 cuando apenas tenía 10 años. El viaje lo hizo en compañía de sus padres y de dos hermanos, habiendo salido en una embarcación desde Génova huyendo de la pobreza hasta el puerto de Santos, en el estado de Sao Paulo.

En Brasil residen alrededor de tres millones de ciudadanos de origen italianos, siendo uno de los grupos étnicos más numerosos establecidos en el gigante suramericano. Muchos de esos emigrantes europeos abandonaron el viejo continente que estaba desangrándose en conflictos bélicos para cruzar el otro lado del atlántico en busca de mejor suerte.

Jair Bolsonaro nació el 21 de marzo de 1955 en Campinas, estado de Sao Paulo. Ex capitán del Ejército brasileiro y durante siete años fue diputado al Congreso.

Nacionalismo o Impresionismo

Al juramentarse, exhibió y levantó la bandera nacional de Brasil y la banda presidencial verde-amarilla con un orgullo poco visto en ceremonia de traspaso de mando.

El objetivo era enfocar su discurso anticomunista enrostrándoles a los partidarios del PT, que lidera el hoy encarcelado ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva, que los símbolos patrios no son color rojo.

"Nuestra bandera jamás será roja". "Vamos a barrer del mapa a los rojos", fueron entre otras las frases más singulares del discurso inaugural de Bolsonaro.

Entre sus primeras disposiciones gubernamentales están las cancelaciones de 300 servidores públicos "por tener ideología comunista".

La urticaria anticomunista del régimen de Bolsonaro podría extenderse a los distintos ministerios del Gobierno, según anticipan observadores políticos brasileños.

Ahora, lo importante es determinar en la práctica si esa actitud y visión ideológica desde el Estado se traducirá en mejores condiciones de vida para sus ciudadanos.

¿Defenderá realmente el gobierno de Bolsonaro los intereses brasileños?

¿Evitará que sus recursos naturales sean explotados por trasnacionales extranjeras en perjuicio de la población más empobrecidas de ese país?

¿Autorizará la instalación de una base militar de Estados Unidos en Brasil como él mismo lo ha anticipado?

Los estrategas del gobierno de Jair Bolsonaro apuestan a un estado pequeño, reducido a su minina expresión, donde el sector privado sea el principal ejecutor.

Desde ya comienzan a ofertar las principales empresas del Estado, incluidas áreas como electricidad, aeroportuaria, servicios viales, zonas agrícolas y la poderosa Petrobras. ¿Y qué pasará con la rica región de la Amazonia?

Survival Internacional, una ONG que se ocupa de las condiciones de vida de los pueblos indígenas ha dicho que la nueva ministra de Agricultura, Thereza Cristina, "se opone a los derechos territoriales de los pueblos indígenas", respaldando la explotación industrial de sus terrenos.

Advierte que el "robo de territorios indígenas prepara el escenario para una catástrofe medioambiental", y recuerda que "estos pueblos son los mejores conservacionistas y guardianes del mundo natural. Las evidencias demuestran que cuidan de sus entornos naturales y de la fauna salvaje mejor que nadie".

Masivas Privatizaciones

El influyente diario Folha de Sao Paulo reseña que para marzo está prevista la convocatoria de concursos para la venta de doce aeropuertos, carreteras, ferrocarriles así como terminales portuarias.

Bolsonaro entiende que el modelo económico neoliberal es lo que conviene a la República Federativa de Brasil, y pretende proyectar una especie de marca país satanizando las demás ideologías que aborrece, desacredita y quisiera verla desaparecer de la faz de la tierra. Pero no, está muy equivocado. Nadie, absolutamente nadie, podrá detener el pensamiento humano; la democratización de las ideas y de la libre decisión de la especie humana de entender e interpretar su espacio social.

Jesucristo prefirió morir antes que doblegarse y luchó hasta el final sustentando sus ideas en pro de una sociedad más humana y justa.

Articulo de Manuel Díaz Aponte