EL TIRO RAPIDO

Por su certero contenido cedemos nuestro espacio al Antes del Meridiano, la leída columna que diariamente publica en su página 2 el Diario Libre, hoy bajo la firma de su subdirectora la aguda analista Inés Aizpún, bajo el título "Cuando el pasado ideológico se enquista". Sin quitarle ni añadirle, va el texto a continuación.

"La inflación en Venezuela subió un 144.2 por ciento en noviembre pasado, con lo cual el índice anualizado se situó en 1,299.724 por ciento, según un informe difundido este lunes por el Parlamento de mayoría opositora. De acuerdo con la cámara, el costo de la vida ha escalado el 702.521 por ciento desde el pasado primero de enero, en una espiral que según el FMI llevará la inflación a 1,350,000% este año y a 10,000,000 en 2019Es una información de agencia sobre la crisis de Venezuela.

"Si a esto se le añaden unas elecciones municipales con mas del 70 por ciento de abstención (victoria chavista) la receta del desastre está más que servida.

"Incomprensiblemente... el régimen de Maduro todavía encuentra defensores. Incluso aquí, que podemos escuchar de primera mano las historias de la vida diaria en un país roto social, productiva y políticamente.

"¿Cuál es el sesgo intelectual que lleva a defender el desastre probado de un régimen político ineficiente en todos los aspectos en los que incide? ¿Cuál es la responsabilidad hacia el pueblo venezolano de los intelectuales, periodistas, académicos (americanos y europeos) que todavía defienden el chavismo o el castrismo, sabiendo perfectamente que han traído la ruina de las sociedades que han tenido la desgracia de sufrirlos? Y si no hay bloqueo...¿quién tiene la culpa? Nicaragua, Cuba, Venezuela...viven anclados en unos regímenes ideológicos congelados en el pasado, pero las fortunas de sus dirigentes están bien revalorizadas. Curiosamente los que los defienden se definen a sí mismos como "progresistas".

"En este siglo 21 ya debieron haber desaparecido. El mundo va rápido y en otra dirección"

Hasta aquí el Antes del Meridiano de este día de Inés Aizpún que no tiene desperdicio, cuyo contenido compartimos y con el cual nos solidarizamos en su totalidad.