Por Narciso Isa Conde

Movimiento Caamañista-MC

La amenaza de muerte al insobornable comunicador Marino Zapete, no debe, no puede, ser tratada a la ligera.

La modalidad de ese plan criminal, que usa como instrumento la denominada ANTIGUA ORDEN DOMINICANA, es propia de facciones neofascistas articuladas a servicios de inteligencia locales e internacionales, y a sus centros de poder político, económico y militar.

Su fuente ideológica, y a la vez pretexto para asesinar, es generalmente el racismo, la xenofobia, el chauvinismo extremo, que en el caso dominicano se está cobijando con el anti-haitianismo feroz y en el rescate del trujillismo.

Su color preferido es el negro y sus denominaciones y simbologías apelan muy comúnmente al Medioevo.

Sus fuentes de inspiración y padrinazgos internacionales actuales son los TRUMP, BOLSONARO, URIBE, JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ, LEN PEN, los jefes sionistas...

Ramfis es solo uno de sus instrumentos locales, como lo es la ANTIGUA ORDEN, y sirve para potenciar la cultura despótica y el orden de la muerte que simboliza la tiranía de Trujillo heredada por Balaguer y el pele-balaguerismo.

Tras ese proyecto macabro de seguro ronda el sionismo y su MOSAAD, el DAS y la CÍA.

Aquí eso no está al margen de la DNI, aunque ese fuera el organismo designado para en primera fase advertirle al propio Marino de la provocación abierta y exculpar al Gobierno del plan criminal. Igual motivo tiene que la referida ANTIGUA ORDEN también califique a al Presidente Medina de traidor a la Patria, limpiándolo con anticipación).

El neofascismo, como engendro del poder establecido, opera en diversas vertientes dentro del mismo proyecto.

La aparición de la amenazante ANTIGUA ORDEN DOMINICANA de corte paramilitar, vestida de Negro, de la que el propio jefe de la policía dice que no son persona peligrosas disque porque "están desarmadas", procura introducir en el cuadro nacional los políticos asesinatos selectivos bajo el manto de la haitiano-fobia, para así presentar las amenazas y hechos criminales al margen del Estado.

¡ALERTA!

Ese proyecto criminal, en todas sus vertientes, está financiado y conducido por la "inteligencia" malvada de un poder decadente, que está lleno de temores al estar siendo impugnado por una gran parte de esta sociedad.

Y la receta no es solo para Marino Zapete, tan odiado por los fanáticos anti-haitianos como por este gobierno insertado en una dictadura mafiosa controlada por la cúpula del PLD, en asociación con las mafias militares-policiales y empresariales, que él combate.