Por Manuel Hernández Villeta

Investigación y prevención es la clave. El delito, el crimen, el raqueterismo, no pueden ser controlados si no hay una amplia labor de investigación y de prevención. La medida extrema con tropas combinadas a las calles, es una acción que se aplica para detener a los criminales.

No se va al fondo del problema con lanzar a las calles a miles de soldados para que hagan patrullas mixtas con los policías. Un operativo de esta importancia estratégica no puede extenderse más de un par de meses. En ese tiempo no se acabara la delincuencia en el país.

En los últimos años se han organizado patrullas mixtas y se ha presentado como la gran solución que los militares salgan a las calles, y por lo que se ve, pocos resultados se obtuvieron. Hay que detener o dar de baja a los delincuentes, pero ello por sí solo no va a solucionar el problema.

La sociedad esta carcomida y hay que comenzar a tomar acciones de prevención. Mientras más crece la miseria, mas avanza el raqueterismo. En este operativo caerán delincuentes, pero al mismo tiempo otros escaparan. Es una buena medida, pero ella no solucionara el problema.

Además, hay que definir bien claro quién es el jefe operativo en cada patrulla. Los militares no están preparados para trabajar con civiles en tiempo fuera de convulsión social. Si la patrulla es mandada por un militar se aplicaran las técnicas militares, y si es por un oficial de policía, será el sistema actual que seguirá vigente.

Hay que tener en cuenta que el patrullaje mixto se toma para dar seguridad a la población, no para atormentarle y meterle miedo. Las redadas indiscriminadas llevan temores a la población, además de que ciudadanos sin sospechas son maltratados en los operativos.

La cortesía se tiene que mantener en cada patrulla que trate con ciudadanos. Por la percepción de que una persona es sospechosa no se le puede golpear y someter a vejámenes. Además, las redadas generales son odiosas, y hace que el pueblo le reste apoyo a una acción de control.

Hemos dicho en numerosos artículos que la investigación y la prevención son las acciones principales que se deben levantar en la lucha contra la delincuencia. Hay que investigar el origen del crimen, hay que buscar a los implicados de forma selectiva. Se debe cumplir con todo de la ley al detener a un ciudadano.

La prevención debe comenzar con las medidas sociales en los barrios. Hay que propiciar mejores condiciones de vida para la comunidad, lo hemos dicho en muchas ocasiones pero como todo sigue igual, hay que seguir machacando en el tema.

La investigación y la prevención es el mejor camino para atajar a la delincuencia. Felicito la medida de tirar guardias y policías en operativos masivos, pero esa es una acción pasajera que no podrá extenderse más de dos meses, por su costo y factibilidad estratégica, tiempo en el cual no se detendrá a todos los ladrones y asesinos. Hay crímenes callejeros, hay violencia a granel, sin pánico, sin aspavientos y sin excesos, todos se deben integrar a la lucha contra el crimen. !Ay¡, se me acabo la tinta.