Manuel Díaz Aponte

Ha sido un empuje y renacer de Europa en el contexto regional e internacional, pero muchas interrogantes cubren su accionar.

Una institución joven aunque con grandes retos y responsabilidades en el futuro inmediato y probablemente permanecer en el tiempo es su gran desafío, especialmente tras la decisión del Reino Unido de salir de ese bloque en el Viejo Continente.

Estados Unidos, China y la Unión Europea constituyen actualmente los tres pilares de dominación política, económica y militar en el escenario mundial.

El I de noviembre de 1993 es creada la Unión Europea (UE) en la culta e histórica ciudad de Maastricht, en el extremo sur de los Países Bajos, cuya capital es Ámsterdam.

Estuvo precedida de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, establecida en 1951 y que se constituyó en el primer eslabón de la unión económica y política de los países europeos en pro de una paz duradera.

Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos y. Bélgica asumieron el inmenso desafío de constituirse en una unidad monolítica buscando superar dolorosos episodios de divisiones, confrontaciones y guerras desgarradoras que marcaron esa región durante siglos.

La Primera y Segunda Guerra Mundial (1914-1919) y (1939-1945), fueron eventos devastadores para prácticamente toda Europa dejando profundas heridas y secuelas que han marcado a varias generaciones.

La UE como plataforma integracionista ha podido sumar 28 Estados miembros hasta ahora, pero existen preocupaciones alrededor de decisiones políticas que deberán adoptarse en el futuro inmediato.

Se trata de una comunidad política de derecho constituida en régimen sui géneris de organización internacional nacida para propiciar y acoger la integración y gobernanza en común de los Estados y pueblos de Europa.

Uno de los tres pilares que sustenta la institucionalidad de la UE es su Política Exterior y de Seguridad Común (PESC), que le ha permitido mayor sostenibilidad en sus relaciones internacionales.

Unión Europa-Latinoamérica

Hay avances concretos en las negociaciones que mantiene la Unión Europa con los países integrantes del MERCOSUR, que busca fijar un pacto comercial en julio venidero. Estimaciones adelantan que la UE podría ahorrarse alrededor de cuatro mil millones de euros adquiriendo productos del Mercosur.

Los acontecimientos políticos registrados en los últimos años en Venezuela, Argentina, Brasil y Ecuador han imposibilitado que se concretice la rúbrica de un acuerdo comercial, cuyos primeros pasos se iniciaron en 1999.

Pero las negociaciones quedaron completamente bloqueadas entre 2004 y 2010 y solo se retomaron de nuevo en 2016.

Precisamente, tras la "suspensión" de Venezuela como integrante de este bloque, ahora las negociaciones con la UE la lideran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

En agosto del 2017 durante un encuentro efectuado en Sao Paulo, Brasil, los cancilleres de los países fundadores del Mercosur comunicaron la "suspensión indefinida" de Venezuela, aplicando a unanimidad la "cláusula democrática" del bloque.

El Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático, conocido como "cláusula democrática", permite la aplicación de sanciones a los países en los que se rompa el hilo institucional, incluso de tipo económico y comercial.

Tratado Comercial

El jefe de la delegación económica de la UE en Brasil, Nicola Ardito, expuso que está "muy próxima" la firma de un tratado con la plataforma integracionista suramericana, el cual estará apoyado en un perfil "ambicioso", "equilibrado" y "profundo en reglas y reducción de impuestos".

Comisiones de trabajo de Europa y Suramérica adelantan el proceso de negociación tratando de superar los escollos que se han presentado.

A ese respecto, Ardito precisó que "los jefes negociadores están muy optimistas. Ellos siguen en permanente contacto y deben tener una nueva rueda de negociaciones muy pronto para que se concluya. Creo que los meses de junio y julio serán fundamentales, incluso para que no se pierda más tiempo, para que no se llegue a los 20 años (sin acuerdo)".

Los líderes del Reino Unido tomaron una decisión histórica que muchos investigadores y analistas internacionales consideran tendrá sus consecuencias negativas: Dejar la Unión Europea desde el 17 de marzo del 2017.

La primera ministra de Inglaterra, la conservadora Theresa May, anunció la medida expresando textualmente que: "Reino Unido está abandonando la Unión Europea y no hay marcha atrás".

Sobre Venezuela

De las tres potencias decisivas en el ajedrez de la geopolítica y en el manejo de la economía mundial, solo China ha expresado respaldo a la reelección de Maduro.

Estados Unidos, Unión Europea, Canadá y 17 países latinoamericanos no reconocen los resultados por considerarlos una "farsa" y una violación a las normas democráticas.

Recientemente la Unión Europea dijo que no reconoce los resultados de las elecciones en Venezuela y que adoptará nuevas y severas sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro.

"Las elecciones en Venezuela se celebraron sin acordar a nivel nacional sus plazos, sin cumplir con los estándares internacionales mínimos y sin respetar los principios del pluralismo, la democracia, la transparencia y la supremacía de la ley", dice un texto difundido por el Servicio Europeo de Acción Exterior atribuido a la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Según el Consejo Nacional Electoral de Venezuela Maduro habría ganado los comicios del pasado domingo 20 de mayo para el periodo (2019-2025) con 6.190.612 votos, alrededor del 68% de los sufragios.

El Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú), desconoce los comicios venezolanos y ha advertido sobre la grave crisis humanitaria que padece la población de esa nación suramericana.

María Ángela Holguín, canciller de Colombia dijo que su gobierno tampoco reconoce los resultados del certamen electoral en Venezuela, y expresó preocupación por la salud entre los venezolanos para lo que hacen esfuerzos de abrir un canal humanitario en la frontera entre ambas naciones.

El Grupo de Lima se propone convocar en la primera quincena de junio a un encuentro de alto nivel entre representantes migratorios latinoamericanos para analizar las repercusiones de las masivas migraciones de venezolanos hacia países de la región.

Alrededor de dos millones de personas han salido de Venezuela en los últimos años ante la agudización económica y política, afectada severamente por crisis de abastecimiento alimenticio y escasez de productos esenciales.

¿Que efectos tendrán en el futuro las presiones de la UE y la Comunidad Interamericana que desconocen los resultados electores venezolanos?

Hasta ahora, Rusia, Cuba, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Irán y la República Popular de China han reconocido y felicitado a las autoridades venezolanas tras los cuestionados comicios presidenciales.

La República Dominicana fijará posición en torno a las elecciones presidenciales de Venezuela en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), a efectuarse los días 3, 4 y 5 de junio en Washington.

Así lo adelantó el ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado.

¿Retirará el gobierno de Danilo Medina su apoyo al régimen de Maduro desconociendo los resultados electorales".

Articulo de Manuel Díaz Aponte

Viernes, 1 de junio del 2018