La bulla de los muchachos

Montar el Metro de Santo Domingo, es una diversión para los niños y adolescentes. Gozan el paseo como el que disfruta un descubrimiento. Por ello, las risas de los muchachos no es una novedad, pero este miércoles, en la parada del Centro de los Héroes (La Feria) se produjo una bulla que llamó la atención: un grupo de chicos se mofaba del conductor  del autobús que los transportó. Le pedían que mirara el Metro que hizo Leonel, y otros le voceaban que Miguel no hizo nada cuando fue secretario de Obras Públicas. El chofer, como conoce a los jóvenes pasajeros, sólo atinó a decir: “ta bien cuerderos”.

Algunos de los que vieron la manifestación de los muchachos,  piensan “que aquí hasta los niños y niñas  tan con Leonel”.

Miguel subestimó a la dama:

El periodista Miguel Guerrero está tan concentrado en su campaña contra la candidatura presidencial del doctor Leonel Fernández, que repite con frecuencia, como si fuera una idea fija, que aquí los comicios se decidirán en segunda vuelta. El hombre no confiere valor a las encuestas de las firmas de prestigio y lanza contra Leonel todo lo que se le ocurre, pero en este camino se llevó una sorpresa: con pose de sabio adivino, dijo a una dama que aquí habrá segunda vuelta el 16 de mayo, pero la mujer respondió rápido y le dijo con ironía: “sí, habrá media vuelta a la manzana, pero en las elecciones del 16 de mayo gana Leonel en primera vuelta.

Miguel no esperaba eso. Cuentan que se puso como… Y un testigo dijo: Miguel subestimó a la dama.





Miguel Vargas no responde

El  candidato presidencial del PRD, Miguel Vargas ha declinado  fijar posición  sobre las irregularidades detectadas en la  auditoria practicada a los Juegos Panamericanos durante su gestión de  Secretario de Obras Públicas, en el Gobierno del PRD que encabezó el presidente Hipólito Mejía. En lugar de comentar el contenido de la investigación, volvió a pedir al presidente Leonel Fernández a que si su gobierno tiene pruebas de irregularidades contra él, que proceda a someterlo judicialmente. Luego de que habló, varios dirigentes perredeistas consideraron que de nuevo los asesores aconsejaron mal al Candidato, pues la auditoria fue hecha por el contralor del Gobierno del PRD (200-2004), licenciado Federico Lalane José. Dice que Miguel Vargas Maldonado tenía un desorden en su gestión. Otro compañero  recordó que Vargas Maldonado asumió  una posición parecida cuando el PLD le pidió explicara al país cómo vendió al Gobierno en 12.5 millones de dólares, unos terrenos que adquirió en Samaná, en un millón de pesos. Aunque comentó la auditoria,  calificó la divulgación  del informe como  un acto de desesperación del PLD, porque sus encuestas le dicen que perdería  las elecciones. En opinión de los perredeístas que hablaron del asunto la tarde del miércoles, eso es sacarle el cuerpo a lo que divulga el PLD.

Lo que dijo Temistocles Montás

La información de la auditoria fue dada a conocer en una rueda de prensa el martes por Temístocles Montás, a nombre del Comité Nacional de Campaña del Partido de la Liberación Dominicana. Estuvieron presentes Reinaldo Pared Pérez, Secretario General del PLD, Francisco Javier García, coordinador General del Comité Nacional de Campaña y los miembros de los Comités Político y de Campaña Carlos Amarante Baret, Radhamés Camacho, Cristina Lizardo, Bautista Rojas Gómez, Ramón Ventura Camejo y del Comité Central y de Campaña Víctor Díaz Rua, Domingo Jiménez y Rafael Pérez Modesto, entre otros.

El texto es el siguiente:

“El propio Lalane lo comprobó: Miguel Vargas Tenia un desorden en Obras Publicas; Detectaron Graves Anomalías Juegos Panamericanos

La auditoria practicada por la Contraloría General de la Republica a la gestión de Miguel Vargas en la secretaría de Obras Publicas, detecto graves irregularidades financieras y administrativas, que evidenciaban un gran des orden en los registros contables de la cartera, 10 que se hizo mas patente durante los Juegos Panamericanos del ano 2003.

La auditoria revela que la falta de gerencia y el manejo alegre de las cuentas de parte del secretario Vargas Maldonado, se hizo manifiesta en la administración de los fondos provenientes de los Bonos Soberanos y en la concertación de préstamos bancarios. Parte de los fondos de los bonos no fueron registrados en el departamento de contabilidad, "lo que no permitía tener un control eficiente sobre los mismos y dar cumplimiento a los procedimientos de control establecido, relativo al registro de las transacciones y operaciones financieras", según reportaron 1os auditores.

La revisión de los préstamos bancarios concertados es reveladora del nivel de desorganización que reinaba en la secretaria de Obras Publicas, bajo la direcci6n del candidato presidencial perredeista Miguel Vargas.

EI informe de auditoria realizado par 13 auditores y supervisores de la Contraloría General de la Republica, bajo la dirección del Lic. Federico Lalane, detect6 que Obras Públicas era un barril sin fondo, que mientras más dinero desembolsaba el Estado para los Juegos Panamericanos, mas necesitaba el evento para culminar su montaje.

Los auditores concluyen que la cartera que dirigía Miguel Vargas tomo prestamos a varios bancos por mas de tres mil millones de pesos, los que gastaba sin controles internos y sin siquiera pasar por el departamento de Contabilidad.

En la secretaria de Obras Públicas administrada por el hoy candidato del PRD, no se dio cumplimiento alas leyes de presupuesto, tesorería y Contraloría General de la Republica Nos. 531, 3893 y 3894, que establecen las rendiciones de cuentas de parte de los funcionarios que manejan recursos del Estado.

Las transferencias de fondos de una cuenta a otra aparecen sin los soportes y anexos justificativos correspondientes. En las cesiones de crédito no aparece el resumen de las cubicaciones que sustentan los valores cedidos ni certificaciones ni acuse de recibo por parte de la secretaria de Obras Publicas.

Las liberaciones de cartas de crédito no identifican las obras a las que corresponden las cubicaciones de referencia. El secretario Vargas Maldonado también emitió órdenes de liberaciones de cartas de crédito, sin especificar los montos de las mismas. Igualmente, las liberaciones de pagos de las cartas de crédito no tienen evidencias de que fueron revisadas por los departamentos de auditoria interna como establece la ley.

La auditoria refleja un desorden mayúsculo con relación alas boletas de entrada a los Juegos Panamericanos. Mientras se vendieron boletas por valor de casi 39 millones de pesos, se regalaron entradas por valor de 83 millones y medio. Mas de la mitad de las boletas que se regalaron, fueron entregadas sin la debida autorización. Una buena parte de las boletas repartidas gratuitamente a vinculados al pasado régimen, fueron vendidas en el mercado negro, según revelan los resultados de la auditoria.

EI 6 de Noviembre de 1998, a Republica Dominicana se le concedi6 la sede para el montaje de los XIV Juegos Panamericanos 2003. Desde el otorgamiento de la misma hasta su realización, analistas del deporte local y expertos financieros coincidieron en que la cúpula del olimpismo nacional no habl6 la verdad ni actu6 con transparencia respecto al costa real del certamen.

EI propio presidente del PRO, Ing. Ramón Alburquerque, presento una resolución al Senado exigiendo una mayor claridad en las cuentas de los Juegos Panamericanos, argumentando que había razones para pensar que había trastrueques en el manejo de los mismos.

Esos cuestionamientos se muestran con claridad en la auditoria que se realizó en la gestión del Lic. Federico Lalane, en el propio gobierno de Hipólito Mejía, revelando que fue practica constante del secretario Miguel Vargas otorgar obras grado a grado sin presupuestos definitivos, situación que tuvo como resultado "que se observaran cubicaciones y pagos muy superiores a los contratados. En ese sentido se observaron partidas cuya ejecución supera en mas de un 300 por ciento su estimaci6n original, lo que evidencia la falta de planificación y de estudios previos, como lo establece el manual de requisitos técnicos de la Contraloría General de la Republica".

“Esa amiga no debió escribir eso”

En el equipo de asesores del candidato presidencial del PRD, cayó como una piedra en casa de zinc el artículo de  Rosario Espinal, publicado en el diario Hoy. Provocó tremendo alboroto. Los primeros que lo leyeron comenzaron a llamar  a los compañeros y aliados muy temprano, quienes de inmediato buscaron el texto. Uno de los más locuaces considera que “esa amiga no debió salir con eso ahora”, pues entiende que es como un aviso de lo que pasaría en las elecciones presidenciales del 16 de mayo, es decir, que Miguel Vargas Maldonado, como indican las encuestas de las firmas de mayor prestigio, será derrotado por Leonel Fernández, el candidato presidencial del PLD y el Bloque Progresista, en la primera vuelta.

El articulo que alborotó a los asesores

El texto es el siguiente:

“Desde su fundación en la Era de Trujillo, el PRD registra experiencias políticas positivas y negativas.

Entre las positivas: haber sido el primer partido de masas democrático del país, impulsar la transición política de 1978, afianzar el proceso de democratización en el gobierno de Antonio Guzmán, y lanzar la candidatura de José Francisco Peña Gómez en los años 90.

Entre las negativas: las luchas de facciones que tanto debilitaron los dos primeros gobiernos perredeístas, los escándalos de corrupción, la dificultad para impulsar políticas públicas socialdemócratas, y la manipulada reforma constitucional de 2002 para restablecer la reelección.

En el devenir histórico dominicano, los errores de los dos primeros gobiernos llevaron a la derrota del PRD en 1986 y el partido estuvo 14 años fuera del poder presidencial.

La recuperación electoral se inició en 1994 bajo el liderazgo de Peña Gómez, que ofreció sustento político a las masas y mediación entre las facciones perredeístas.

Pero las triquiñuelas balagueristas impidieron que el PRD volviera a la Presidencia en los años 90.

Después de la muerte de Peña Gómez en 1998, Hipólito Mejía aspiró a sustituirlo.

Reemplazó el intelecto político de Peña con la jocosidad que encantó a un amplio segmento de la población, y articuló los intereses de las distintas facciones perredeístas en una extensa red clientelar.

Pero el proyecto de Mejía se desplomó en medio de la crisis económica de 2003- 2004.
 
Su discurso político pasó de jocoso a irritante y la población no perredeísta, sumida en una crisis económica, se sintió excluida del reparto clientelar. De ahí la derrota en el 2004.

En el 2006, la Alianza Rosada resultó fallida porque se produjo entre dos partidos de adversidad histórica que en ese momento necesitaban relanzarse más que juntarse. Además, muchos pre candidatos sintieron descontento cuando perdieron las nominaciones.

En general, la situación se presentaba difícil para que el PRD avanzara electoralmente en el 2008 porque toma tiempo recuperar la popularidad después de presidir en medio de una crisis económica como la de 2003-2004.

Pero el PRD también ha cometido errores que le han impedido mejorar significativamente su posición en las preferencias electorales que captan las encuestas.

El primer error fue adelantarse mucho en la escogencia de un candidato, que, aunque aportaba recursos económicos, no tenía ascendencia en las masas perredeístas, ni el historial político para ganarse el apoyo masivo de otros votantes.

El partido debió hurgar más en sus filas para identificar una figura con capacidad de inspirar políticamente a votantes perredeístas y no perredeístas.

El segundo fue zigzaguear en las estrategias de campaña. Se inició una ofensiva mediática para presentar al candidato Miguel Vargas Maldonado con propuestas de políticas públicas como el empleo, pero rápidamente se pasó a una ofensiva de la dirigencia partidaria de denunciar actos de corrupción del gobierno.

Como resultado, las denuncias de la dirigencia opacaron las propuestas del candidato.

El tercero fue no responder de manera contundente al discurso central de campaña del PLD, encapsulado en la expresión: "Cuando el PRD sube, el país baja".

La dirección del partido y el candidato fueron incapaces de asumir una defensa del historial del PRD, y los propios dirigentes miraron el partido como fuente de problema, en vez de enaltecer el emblema. Por ejemplo, el símbolo MVP resaltó sobre el PRD.

El cuarto fue recurrir intermitentemente a la figura de Hipólito Mejía en la campaña.

En el PRD post Peña Gómez, Mejía es el único líder perredeísta de alcance nacional, pero su liderazgo genera todavía un alto nivel de rechazo en la población.

Si se quería utilizar a Mejía para movilizar el electorado perredeísta, debió haber jugado un papel importante desde el principio de la campaña, de manera que se lograran los beneficios y se facturara rápidamente el costo. O, debió mantenerse distante durante toda la campaña para no opacar intermitentemente la figura del candidato.

El reto principal que enfrenta el PRD en las elecciones del próximo 16 de mayo es demostrar que puede aumentar significativamente la base electoral de 2004”.