EL MIRADOR

Pobres diablos

Cuatro mujeres que administran los ingresos de sus hogares, expresaron  este miércoles, al ver los precios en el Supermercado Bravo, de la avenida Winston Churchill, que les resulta difícil entender a los políticos y aliados que critican al Gobierno por las medidas que ejecuta para cerrar la vía a los políticos y  negociantes que han hecho múltiples diabluras en procura de provocar alzas de precios de los bienes de la canasta básica.

Los inescrupulosos  sólo saben expresar posiciones contrarias y no aportan una idea constructiva. No obstante, entre los asesores del candidato presidencial del PRD hay desconcierto. No esperaban que el presidente Leonel Fernández procediera anticipado como el que conocía los alcances del plan que concibieron con el objetivo de provocar una crisis nacional. Partían de la premisa de que con un ambiente enrarecido matizado por paros, protestas en las calles y alzas de precios generalizadas, podrían alcanzar sus objetivos para pescar en río revuelto. A pesar de sus esfuerzos, varios de los principales  supermercados mantienen las publicaciones de precios en los diarios de circulación nacional,  está en acción el programa de venta de alimentos en unidades móviles y en puestos fijos. El Gobierno está en comunicación con representantes de los productores y el comercio nacional, e importador, lo que permite identificar a los que tienen la intención de jugar sucio. En las tertulias matutinas se comentó el hecho de que el Gobierno previó hasta colocar en el mercado las divisas que se requieren para importar alimentos, con lo que quitó el pretexto que pretendían enarbolar  los que se frotaban las manos en manifestación de alegría porque entendían llegaría la oportunidad de provocar alzas de la tasa de cambio. Al parecer olvidaron que las políticas monetaria y fiscal que aplica el Gobierno, garantizan la estabilidad macroeconómica, recuperada a partir del 16 de agosto de 2004, cuando el presidente Fernández inició la presente administración. Los mansos y cimarrones que se han aliados para crear distorsiones en el mercado, ahora se ven como pobres diablos despreciados por los dominicanos y dominicanas que quieren un país con las condiciones que hacen posible la cohesión en la colectividad nacional. Eso no ha caído bien  a políticos y negociantes que se precian de tener un olfato zahorí. De nuevo erraron. Las últimas medidas para transparentar las actividades del comercio e impedir distorsiones, reafirman la confianza que tienen los dominicanos y dominicanas en la gestión del presidente Leonel Fernández.

Las elecciones están definidas

El politólogo Belarminio Ramírez Morillo considera que la nueva encuesta Gallup-Hoy, presenta una definición de las elecciones presidenciales del próximo 16 de mayo en la primera vuelta. Llama la atención que el  sondeo refleja que Leonel Fernández tiene asegurada la victoria en la primera vuelta. Que  la sumatoria de las simpatías e intención de votos de todos los partidos de oposición, apenas alcanza el 44%, es una señal obvia de que ya no tienen más espacios para donde crecer, y sobre todo, de que los argumentos que esgrimen en contra del PLD y su candidato presidencial, Leonel Fernández,  no han logrado persuadir al 56% de los electores y electoras, situación que no podrán cambiar en las tres semanas que restan de la campaña electoral.

En opinión de Belarminio,  aunque se habla de una polarización de la campaña electoral, en los hechos no existe tal polarización, porque entre  Leonel,  que está en primer lugar en las preferencias electorales, y Miguel Vargas Maldonado, el candidato del PRD,  que está en segundo lugar, hay una diferencia de 15%.

Miguel llegó a su techo


Belarminio Ramírez Morillo, especialista en marketing político, sostiene que el candidato del PRD, llegó a su techo, y los 2.7% que subió entre febrero y abril, según la Gallup-Hoy,  provienen en su totalidad de votantes tradicionales del perredeísmo que estaban en otros proyectos o que estaban en el segmento de los indecisos.

Piensa que Vargas Maldonado atrajo un 1.5% de simpatías de electores ligados al PRSD, de Hatuey Decamps, que en febrero estaban con Eduardo Estrella, y como la coalición Cuarta Vía no ha llenado las expectativas, decidieron volver a su tradicional partido el PRD. Y el otro 1.2% que aumentó Miguel Vargas, son votantes perredeistas que estaban en el segmento indecisos, pero que como era de esperarse, al final renació en ellos el espíritu y orgullo partidario y se decidieron a votar por su partido, aunque no se identifiquen con el candidato.

Leonel con 55% ó 56%

Belarminio Ramírez Morillo, autor del libro La magia para ganar elecciones, al analizar la encuesta precisa que los indecisos son el 4%, y no el 25% como ha publicado el diario Hoy. También recuerda  que existe un comportamiento histórico y una tendencia en la conducta electoral dominicana: que hay un 2 ó un 3% de los votantes que aunque dice que no sabe por quién va a votar, al final lo hace por el candidato que luce triunfador, o sea por aquel que se percibe ganador o que tiene mayores posibilidades de ganar. Ese es el votante típico carente de ideología y valor sentimental, y que dice: “Yo no voto mi voto. El que va a ganar es fulano, y por ese votaré.” Esa  tendencia histórica le permite vislumbrar que  Leonel Fernández tomará al menos 3% de ese 4% de indecisos. Advierte que el comportamiento histórico de los indecisos en el último tramo de la campaña, y la abstención de los simpatizantes de los minoritarios; quienes dicen que están seguros de que irán a votar, pero en un número importante no votan, son factores que indican que si las elecciones fueran hoy, el 51.7% de las simpatías de Leonel Fernández, se convertiría automáticamente en un 55 o 56% de los votos en las urnas.

Cuando a los entrevistados para encuesta Gallup-Hoy, se les preguntó cuál de los candidatos creen que ganará las elecciones en primera vuelta: 73.3 %, dijo que Leonel, y 23.2%, Miguel.  Cuando  les preguntaron: ¿Cree que alguno de los candidatos sacará más de la mitad de los votos en mayo 2008, es decir, más del 50%, 67.5% de los entrevistados dijo que Leonel, y 26.7%, Miguel. Y cuando les preguntaron a los encuestados ¿Quién cree usted que será el próximo presidente de la República? 59.2%, dijo que Leonel, y 29%, dijo Miguel Vargas Maldonado. Como ha dicho Belarminio, las elecciones ya están definidas. Se le ha hecho tarde a los que aún piensan que con diabluras pueden conquistar la simpatía popular. El país no quiere retroceder a los días de los altos precios, altas tasas de interés y la pérdida de cientos de miles de empleos. La gestión del PRD-PPH fue tan terrible que hasta empresas que tenían en el país una tradición de servicio de más de 60 años, como la Curacao, cayó en quiebra. Con el retorno de Leonel Fernández a la Presidencia de la República, es de las compañías que se ha recuperado. En la pasada administración del presidente Hipólito Mejía, el país perdió empleos durante los cuatro años. Las estadísticas del Banco Central lo confirman.

Otro escándalo

La manera en que uno de los  políticos, candidato presidencial,  habría entrado en un concierto con asociados testaferros para disponer de terrenos que pertenecen a los herederos del  ciudadano Rafael Pérez Henríquez (Pitó) es la historia de un robo que parece un cuento de ficción. Después del fallecimiento del señor Pérez Henríquez, falsificaron su firma para hacer contratos de venta falsos. En consecuencia, lo que sufren los herederos es la historia de un robo. El caso se conocerá en breve en los tribunales, pero por lo que ha visto El Mirador, cuando sea de conocimiento de la opinión pública, desatará un escándalo de  una  dimensión que estremecerá hasta a una parte de los compañeros de partido y amigos  del candidato que no tienen información de lo ocurrido. Piense usted lo que es falsificar la firma de una persona fallecida para apoderarse de los bienes que corresponden a sus herederos. El precio supera los 2000 mil millones de pesos. En una porción de la tierra ocupada se ha levantado una torre de lujo, en un espacio de los más caros que hay en la capital de la República.

Los abogados de los herederos del señor Pérez Henríquez, piensan  que lo ocurrido es un atentado al derecho de propiedad  que consagra la Constitución de la República. Lo que ha trascendido es inquietante.