Por Narciso Isa Conde

Tan tramposos...que acomodan, maquillan, adulteran y manipulan números y estadísticas. Tan corruptos que se roban los hechos y despojan al pueblo de la realidad que sufre.

Capaces de construir memorias desmemoriadas y corromper la palabra, convierten la "rendición de cuentas" en días patrios en rendición de cuentos; usando el parlamento corrompido como tribuna reeleccionista, esgrimiendo perversamente la digna persistencia de nuestros próceres como referencia.

Indecorosa obra de intelectuales "carapintadas", tecnócratas del Banco Central y publicistas tipo Joao, que lo asesoran; pieza de mediocre oratoria aplaudida 103 veces y ovacionadas 5 (con cara de machete y poses calculadas) por un público "selecto" que chorrea lodo pestilente de la cabeza a los pies.

Loable esfuerzo intelectual delictivo, que de poder ser penalizado, merecería "cadena perpetua" como premiación. Pero eso es pedirle demasiado al reino de la impunidad que les permite ejercer ese burlón y siniestro cinismo.

Aquí la Justicia no está degradada, ni el Estado podrido. Policía Nacional, DNI, DNCD y Guardia Fronteriza son instituciones ejemplares. La JCE es enemiga de fraudes y estafas. Félix Bautista es tan probo como Diandino, Pimentel Kared, Días Rúa... Danilo no conoce a Rondón. Joao nunca visitó el Palacio Nacional. Odebrecht jamás pisó tierra dominicana y Punta Catalina nada tiene que ver con el "cuerpo del delito" aquel.

Los Súper-Tucanos nunca pasaron por aquí. Arturo del Tiempo fue un fantasma que entró sin permiso al despacho presidencial. La Mafia OISOE es una invención, la del CEA una calumnia y la de OMSA un acumulo. Nadie compró los Tres Brazos a precio de vaca muerta. El Fantasma es propietario idóneo de ANTENA LATINA, y Barrick Gold y Falcondo ni sobornan ni contaminan, ni estafan.

Avanzamos hacia un país de clase media por obra y gracia de la enriquecida cúpula del PLD. Entre Juan Come Frío y Vicini no median desigualdades abismales. Crece la clase media con 53 % de empleos informales, 34% de desempleo juvenil, déficit habitacional de millón 200 mil viviendas (5 millones de personas afectadas), canasta de alimentos básicos por 23 mil pesos al mes y 80% de la población empleada recibiendo menos de 25 mil pesos mensuales...

Crisis de agua, desertificación creciente, enfermedades a granel, hacinamiento, transporte desastroso. Records mundiales y continentales en corrupción, mortalidad materna e infantil, embarazo de menores, accidentes de tránsito, homicidios, feminicidios, atracos, inseguridad social. Casi todo para peor...pero nos proclaman país de clase media, sin tutumpotes ni hijos de Machepa. (EL NACIONAL.-Domingo 4-03-2018)